El petróleo comenzó a caer …" Por Mikhail Khazim

harrikoipea

(Intento de describir los planes de los EE.UU.  para los precios del petróleo)

El precio del petroleo comenzó a caer. Y de inmediato han empezado diferentes especulaciones sobre el por qué. Las hay para todos los gustos desde las autotranquilizadoras sobre el tema, alegando  que pronto subirá de nuevo, a las histéricas del tipo;  recuerden el  año 97, recuerden el final de los años 80 cuando los Estados Unidos se pusieron  de acuerdo con Arabia Saudita … Ademas las especulaciones no se hacen sólo aquí, sino en todo el mundo, ya que el precio del petróleo es muy importante para todo el mundo. Pero, como siempre, en realidad las cosas son más complicadas de lo que les parece a todos . O de lo que se desea  mostrar.

En primer lugar, permítanme recordarles (porque hace un tiempo ya escribí sobre él), que el precio de los recursos en la economía mundial en su conjunto no se ve afectado demasiado: lo que pagan unos, lo reciben otros y el dinero de todos modos  es redistribuido en la economía. Si el precio del petróleo es de  10$ por barril, o de 200$ – en un modelo general de la economía mundial esto influye poco. Pero la redistribución de la ganancia general entre países y sectores influye fuertemente . Así que los motivos para la preocupación son más o menos comprensibles.

También es necesario señalar que, a diferencia de décadas anteriores, cuando para los EEUU la bajada de los precios del petróleo no jugaba un papel importante en su economía , hoy la situación es fundamentalmente diferente. El hecho es que la lanzada “revolución del esquisto” ha necesitado de grandes inversiones necesarias y, en consecuencia, tiene un costo relativamente alto. Si el precio del petróleo cae demasiado bajo,  podrían empezar  problemas muy serios para los EE.UU.. Determinar cual sera el umbral más bajo para el precio del petróleo en una situación de este tipo es bastante difícil, pero las estimaciones de expertos dan una cifra cercana a los 70$ por barril. Bajar el precio por debajo de este umbral  durante mucho tiempo, para los EE.UU. tendría consecuencias muy serias, en la medida que la inflación para el dólar incluso superara este umbral .

Una situación análoga se daría para el principal exportador de petróleo – Arabia Saudita, cuyo presupuesto se equilibra con un precio del petróleo por encima de 90 dólares por barril (como en Rusia, por cierto). Pero nuestra opinión, por lo general, no le interesa a nadie, pero Arabia Saudita es un país importante para los EE.UU., por lo menos. Además hoy  tiene un problema, ya que, por ejemplo, para la política exterior de Estados Unidos el rol de Irán se esta haciendo muy importante.

Si nos fijamos en la política económica de los Estados Unidos, esta esta mas bien dirigida no tanto a la disminución de los precios mundiales del petróleo, sino a cambiar el modelo de la formación de los precios mundiales del petróleo. Esencialmente lo que los EE.UU. y sus socios de producción más cercanos (Canadá, México) persiguen seria un precio del petróleo lo más bajo posible para ellos, pero para todos los demás, incluidos los competidores, al contrario este debe ser lo más alto posible. Ya que todavia no ha conseguido crear una zona de libre comercio con la UE.

Suponiendo un modelo de este tipo, todo resulta bastante sencillo. Los EE.UU. llenan su mercado interno con su propio petróleo, el cual se abarata, pero esto en el mercado mundial no tiene particular influencia ya que su exportación en grandes cantidades es imposible. Mientras tanto venderán muy activamente este gas licuado . Pero todo el mundo tendrá que vivir con ese nivel de precios del petróleo, que se forma en los mercados especulativos – es decir, con la necesidad de disponer de una gran masa de dólares excedentes resultantes de la emisión, la cual elevara el precio.

Como consecuencia de ello se forma una diferencia el propio costo de producción, a expensas de la energía más barata en los EE.UU., y ellos de hecho, una vez más, le endosan a el mundo entero  impuestos adicionales. Pero este esquema hoy por hoy todavía no funciona, ya que todos están acostumbrados a que los precios  se formen en los Estados Unidos y, en consecuencia, el precio mundial se forma con los precios internos de este país. En fin  diferentes factores objetivos (como el levantamiento de las sanciones contra Irán, o el aumento de la producción en Libia) están empujando el precio hacia abajo.

Yo creo que la situación va a desarrollarse de la siguiente manera. Más precisamente, va a desarrollarse así si no se inicia un cataclismo financiero, como el de otoño de 2008. Y por supuesto que comenzara, pero, tal vez, sólo a finales del próximo año. Pero entretanto – los EE.UU. harán bajar el precio a los 70$ por barril (tal vez incluso hasta los 65 – por un corto tiempo), y luego iniciarán la operación de elevar el precio a a nivel mundial (pero no en su mercado interior!) . Aquí pueden ser utilizados tanto instrumentos puramente financieros como de política exterior  tales como las actividades del ISIL o la creación de problemas en Arabia Saudita. Por ejemplo, la organización de un gran ataque terrorista durante el Hajj.

Y entonces se obtendrá (a finales de año)  el resultado necesario: los precios en los EE.UU. y sus vecinos serán alrededor de 70$  por barril, y en el resto del mundo – más de 100. Esto provocara un efecto asombroso: los  precios serán altos, pero en el mundo se ofrecerá más petroleo del que se pueda consumir. Recuerdo que los Estados Unidos están reduciendo las importaciones de petróleo y teóricamente pueden reducir las compras  fuera del continente Américano a cero. Así que en esta situación de nuevo empezaran a funcionar herramientas de cuotas y permisos: el problema será no cómo conseguir el petroleo sino  adonde llevarlo  para venderlo. En los años 90 tuvimos ya una situación de este tipo, pero nadie dijo que ella no podría volver a darse de nuevo en todo el mundo.

Para acabar , repito mis conclusiones. Como yo lo veo, los Estados Unidos hoy en día están interesados  no tanto en reducir el precio mundial del petróleo (a nosotros en el pico) sino en crear una brecha  a su favor en relación con sus principales competidores en los mercados mundiales (China, Unión Europea). Es decir – cambiar el modelo de fijación de precios. La reducción del precio del petróleo es sólo la primera etapa de implementación del plan, en la segunda el precio subirá, pero sólo fuera del continente norteamericano.

Bueno y sólo se puede añadir que este plan sólo funcionará hasta el colapso de los mercados financieros, después de ello predecir  la situación es bastante complicado. Pero el gobierno de Estados Unidos, al parecer,  esta variante,  aún no la tiene en cuenta.

Mikhail Khazim

———————————–

Traducido por Gastel Etzwane; Noviembre 2014

Post Comment

CAPTCHA


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.