Mapa de riesgos mundiales 2014 y notas sobres las inercias críticas del capitalismo.

A la vez que los ideólogos burgueses sostienen de una manera plomiza y aborrecible que este régimen de producción, el capitalismo, y sus supraestructuras políticas (Familia nuclear, estado autoridad, clase dominante, propiedad capitalista) durará siempre, que es eterno e inamovible, simultáneamente el movimiento de lo real es frenético, vertiginoso, de tal modo que el capital se afirma como cambio agudo permanente. Hay, sin embargo, hoy a escala mundial tres procesos macroestructurales inerciales que nos sumergen totalmente en la incertidumbre sobre el futuro inmediato y de medio plazo porque no son asimilables a una reproducción del sistema político, social e institucional burgués.

Mapa_de_riesgos_mundiales_principales_hitosMapa de riesgos mundiales principales hitos conocidos en 2014

LOS CINCO RIESGOS

Los riesgos mundiales que vemos en esta infografía, grabada sobre un mapa mundi de Peters con la perspectiva puesta en el eje Sur-arriba y Norte-abajo, en último término surjen de los tres procesos inerciales.

Los riesgos de peligro, los encontramos concentrados en el Hemisferio Norte pero, de concretarse, afectarían a todo el Planeta:

Expansión y generalización de la Guerra en Oriente Medio. Cómo sabemos, la débil tregua entre potencias imperialistas comenzada tras la aparente renuncia de la OTAN a bombardear Siria, no es más que eso, una débil tregua como demuestran determinados ataques y amenazas acaecidas en los últimos meses. El riesgo de un guerra internacional con tendencias expansivas es evidente, y constituye el mayor riesgo a escala mundial en estos momento.

Perdida del control de la radioactividad de Fukushima. Tan grave o más que la peligrosa belicosidad interimperialista es la situación desatada en el Norte de Japón tras la catástrofe de la central nuclear de Fukushima. Un Chernobyl continuo que amenaza continuamente en quedar fuera de control y que podría causar una contaminación radioactiva quizás planetaria.

Colapso del Dólar. Nadie sabe como evitar el crack del dólar, y gradualmente la mayoría de los países comienzan a precaverse ante un eventual crack del dólar. Inmensas reservas de valor están atesoradas por todo el mundo en esta moneda cuya fortaleza, después de continuas emisiones inflacionarias y aumentos de la deuda estatal de los EEUU, está más que puesta en cuestión.

Estallido de la Zona Euro. Siendo la Unión Europea el mayor mercado y la mayor economía del mundo, un estallido de la Zona Euro, con el abandono de varios países del euro, desencadenaría una nueva recesión mundial y profundizaría la crisis de sobreproducción estructural del capitalismo.

Estallido de las Burbujas Chinas. En China, el más dinámico motor del comercio internacional en la actualidad, se han formado varias burbujas de precios, una de ellas es la burbuja de precios inmobiliarios, cuyo estallido también elevaría en uno o más grados la crisis estructural del capitalismo.

LOS TRES PROCESOS INERCIALES

Estos son los riesgos de estallido de una o varias costuras del sistema imperialista-capitalista de estos inicios del siglo XXI. Pero estos riesgo surgen de contradicciones agudizadas, que son resultado de procesos estructurales cuyo desarrollo prosigue acumulando cuantitativamente negaciones en la base del régimen político, social e institucional del capitalismo y su red de estados y “sociedades civiles”.

El Incremento de la Composición Orgánica Media Mundial del Capital y el consiguiente incremento de la automatización. Como se sabe, a medida que se desarrolla la competencia capitalista, aumenta el capital fijo (instalaciones, herramientas, patentes), y a medida que se desarrolla esto ocurren dos cosas: A) Hacen falta menos obreros para producir lo mismo o más. B) Los capitalistas tienen menor cuota de ganancia, aunque dispongan de mayor masa de ganancia; así las nuevas inversiones van perdiendo rentabilidad media… con lo cual la tendencia es a un estancamiento económico y social de largo plazo, y a que el paro obrero se haga enorme y estructural por todo el Orbe.

La Crisis Biopolítica o Demográfica en todos los países capitalistas desarrollados. Como el capital para reproducirse a medio y largo plazo debe expandirse, necesita aumentar el campo de su acción, incrementando sobre la relación salarial. En una larga época de su desarrollo obtiene los nuevos obreros adicionales del campo, pero cuando el campo queda vacio, pasa a incorporar a las mujeres a la relación salarial, esto detiene la natalidad de la población, lo que hace que, cuando estas ya están incorporadas en el mercado de fuerza trabajo, el capital importe obreros de otros países. Pero cuando son muchos países a la vez, ocurre un envejecimiento masivo de la población capitalista.

La Crisis Ecológica Global. La época del capitalismo ha sido -y aún es- una época de un enorme desarrollo de las fuerzas productivas, pero por un lado la tecnología iba por delante de la ciencia, de manera que se desconoce cuales van a ser los resultados de asuntos como la industrialización química de los siglos XIX y XX, o de la industrialización de los agentes transgénicos desde finales del siglo XX hasta ahora. Por otro lado, las fuerzas productivas, enfocadas a obtener ganancias en forma de valor de cambio, han destruido invalorables riquezas naturales, y han pasado a expresarse como fuerzas destructivas.

EL MARCO DE INCERTIDUMBRE DE NUESTRA ÉPOCA

Estos procesos inerciales siguen desarrollándose, incluso incrementándose de forma desbocada, y constituyen el trasfondo de nuestra época. Por tanto, hay que leer los cinco riesgos como expresiones de la dinámica del capital. Cualquier posición que tomemos respecto a nuestros procesos políticos nacionales o internacionales tienen que tener en cuenta el carácter peligroso y riesgoso del desarrollo mismo del capitalismo, que se suma a su carácter explotador, saqueador y marginador.

Nuestra época es, por todo esto, una época de gran incertidumbre histórica. Y es a partir de aquí desde donde podemos empezar a debatir y abordar lo hacedero en nuestro lugar y puesto, en medio de los tres colosales procesos inerciales y bajo la Espada de Damocles de los cinco grandes riesgos mundiales.

Post Comment

CAPTCHA


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.