Irteen.net

España y Baskongadas; Laboratorios de Concentración: El líder científico vasco Jon Ander Etxebarria desenmascara a la jerarca tecnomalthusiana Sagardui por sus agresiones militarizadoras a los No Vacu-envenenados

El lider científico vasco antifascista pro nuremberguiano, Jon Ander Etxebarria, señala que El Correo Español le parece “terrorismo informativo“, no puedo estar más en desacuerdo; en todo caso será terrorismo desinformativo.

No es una novedad en ese medio la pasión desinformativa, aunque antes, siquiera por profesionalidad, nunca ocultó tantos datos clave tanto tiempo a tanto público como hoy lo está haciendo en esta cuestión de la mayor gravedad, en la que se está destacando en cínismo: su apoyo descarado a la prolongación del régimen dictatorial surgido tras el golpe de estado seudosanitario, dado por la oligarquía globo-oligopolista, a partir de la ilegitima OMS, en marzo de 2020.

Ese multigolpe de estado fue secundado en todo el mundo por clases medias ansiosas por caer de pie en este colapso del valor que ha traído la crisis mundial de sobreproducción de capitales. Y en Baskongadas ha sido particularmente vergonzoso el seguidismo zipaio que ha tenido por parte de nacionalistas castellanos y nacionalistas vascos, de pronto coaligados en machacar a la población de Baskongadas olvidando para ello el fingir sus supuestas diferencias.

El Correo Español no informó de las críticas de las corrientes opositoras europeas y estadounidenses a los confinamientos, las PCRs, las mascarillas, a los tratamientos erróneos con máquinas de ventilación, a la negación de los tratamientos terapéuticos basados en anticuerpos monoclonales, Ivermectina y hidroxicloriquina, o a lo sucedido en las residencias de mayores públicas con la no admisión de sus enfermos en los hospitales públicos. Nada de esto se vio en su panfleto pro régimen dictatorial seudosanitario.

El Correo Español no informó de que la inyección genotrónica está puesta en cuestión por científicos y médicos de clase mundial como el Dr. Mike Yeadow, el Dr. Malone, el Dr. Mercola, el Dr. Zelenkov, el Dr. Montaigne, la Dra Albarracín, el Dr. Mac Cullough, el Dr. Wodarg, el profesor Iannadis o el Dr. Bhakdit por citar algunos de las decenas de miles de científicos, médicos, estudiosos e investigadores de todo el orbe cuyas críticas ha silenciado nazi-fascistamente ante sus lectores bajo la coartada coletilla de ser “negacionistas”…

e pur si muove

El Correo Español no informó del alucinante pucherazo electoral en los EEUU, del amordazamiento mediático ilegitimo y totalitario del presidente Trump ni del carácter de provocación de la manipulación de la protesta antipucherazo electoral ante el Capitolio de los EEUU.

El Correo Español tampoco informó de los contenidos de la inyección genotrónica de Pfizer y Moderna a sus lectores católicos o simplemente anti abortistas, no les informó de la presencia de material genético producido con células de bebés abortados en la inyección, ni de los efectos adversos masivos, de graves a mortales, que ha impuesto a la población; ni del aprovechamiento de la crisis seudosanitaria para desmantelar la sanidad pública a marchas forzadas.

El Correo Español no informó de la inasumibilidad del efecto de reducción de la fertilidad que tiene la inyección del modificador genético, ni a esta población bajo infarto demográfico ni a las personas a cuya fertilidad natural se estaba atacando, ni informó a las madres embarazadas de los efectos criminales sobre los preinfantes, ni del pavoroso incremento de los abortos “espontáneos”.

El Correo Español desinformó claramente en relación con la gravedad del problema de que las mismas empresas fabricantes del veneno modificador genético se niegan a cubrir las indemnizaciones por efectos adversos, y endosan las indemnizaciones al erario público, o lo que es lo mismo, a la población vía incremento del endeudamiento público o no amparo de los damnificados.

El Correo Español no informó de la gravedad de los hechos documentados sobre la producción de ganancia de función en los virus SARS-Cov en el laboratorio de Wuhan financiada por altos jerarcas seudosanitarios estadounidenses. La lista de desinformaciones de datos e informaciones cruciales cometidas en estos dos años por El Correo Español es espeluznante, y tan grande como lo son las subvenciones públicas, y la suculenta la cartera de ventas de servicios publicitarios en astroturfing a los patrones de las corporaciones biomédicas.

Pero El Correo Español con anterioridad ya había llegado tan lejos en su profesión desinformadora que no informó del robo, sin precedentes desde las rapiñas de Napoleón, al proletariado de Baskonia, que ha venido significando el saqueo mediante el inflado persistente de la deuda hecha pública por la socialdemocracia, deudarización que ya estamos empezando a pagar la mayoría de la población en forma de una terrible inflación sostenida y en crecimiento, esa misma inflación que El Correo Español se prepara para traspasarnos y surfarla en el lado VIP de la dictadura tecnomalthusiana.

Y, por supuesto, El Correo Español, nada sorprendentemente, desinforma del impacto frontal que la dictadura seudosanitaria tiene en los derechos proletarios a la lucha obrera y sindical ante despidos, empobrecimiento y desempleo, y contra la supresión nazifascista de libertades sociales, y prerogativas inalienables con pandemia o sin pandemia. Por esto no es extraño que las subvenciones siguen corriendo…. qué pena.

Les queda Sagardui, siempre les quedará Sagardui, el PNV, los VOX y EH Bildu, el brutal Soedemos y el PP, siempre el PPNV y cualquier jerarca que les requiera. Con su pan se lo coman. Su trabajo es poner la venda en los ojos de las personas, y lo hace muy bien, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo, cada mentira de piedra que coloca quedándose más ancho que largo es un paso hacia su propia deslegitimación, cuando no a su puesto en el banquillo del Nuremberg 2 en que puede acabar esta dictadura seudosanitaria que con tantos bríos ayuda a reproducir.

Aquí os dejo el artículo del lider científico vasco referente a la jerarca pfizertzale Sagardui:


Cuando las personas han equivocado su profesión

Por Jon Ander Etxebarria, líder cientifico antifascista del movimiento pro nuremberguiano vasco

Me había propuesto no escribir de la Sra. Gotzone Sagardui durante algunos días pero esta Sra. cada vez que habla no hace nada más que provocar una contestación ya que sus aseveraciones tienen un tufo fascista, que me hacen llevar a pensar que esta persona ha equivocado su profesión ya que parece una Capitana General del Ejército más que una profesional de la Sanidad.

También hay que decir que los Sres de El Correo vuelven a la carga con sus tanques para la inoculación del virus neuronal y, también al más puro estilo fascista ( ¿se acuerdan de los distintivos de los judíos en la Alemania nazi?), ya que el titular de hoy a toda plana dice » Los jueces se inclinan por autorizar que se exija el pasaporte covid en Euskadi», para luego decirnos que todavía no ha llegado la petición a los tribunales y que todavía se está esperando al visto bueno de los jueces. Me parece Sres de El Correo que lo que Vds hacen es terrorismo informativo y, puede que lo puesto en boca de la Sra Gotzone Sagardui dejando el beneficio de la duda no sea del todo exacto a lo que quería decir, igual es un problema del subconsciente.

En el mismo periódico la Sra Gotzone Sagardui con su nueva profesión de corte militar nos dice que lo publicado en el BOPV no es recomendación, que es una orden, pero no Sra. Sagardui, va a ser que no, siento frustarle sus aspiraciones militare, y le voy a citar varias razones para que esto no sea así:

En primer lugar, Vds se han sacado, por arte de magia, el poner en zona roja una IA de 150 y no la de los 500 que se ha ido utilizando durante toda la pandemia y que, ha sido la recomendación de la OMS, sin aportar el mínimo estudio científico sobre la razón de esta bajada de tal nivel de importancia, ya que todos sabemos que en muchos municipios esos 150 son estranguar la vida de los mismos, sin entrar en el asunto de que muchos personas utilizan el municipio como dormitorio y ejercen su actividad diaria fuera del mismo.

En segundo lugar Sra. Gotzone Sagardui, en ausencia de estado de alarma, no se si se ha enterado que incluso con el se han declarado inconstitucional los confinamientos, toques de queda, movilidad, etc, por lo que Vd no puede aplicar la ley antipandemia vasca, que, por cierto,en su momento habrá que llevarla al Constitucional, ya que sin estado de alarma, y Vd lo debe saber, tampoco ha valido si no se declara estado de excepción, sus decretos no dejan de ser recomendaciones y no órdenes ya que adolecen de un marco legal que lo avale y más cuando aplican para una zona roja un valor que no es el establecido a nivel mundial y del que carecen de información científica para demostrar su validez. ¿Realmente el Sr. Urkullu le va a solicitar al Sr. Sánchez el que ponga el pasaporte covid en todo el estado?. ¿No tendrá que pedirle que ponga el estado de excepción para que sea Constitucional?.

En tercer lugar, la solicitud del pasaporte covid, les coloca como un gobierno que está practicando el fascismo siendo cómplices todos los grupos políticos del parlamento vasco ya que el que calla otorga. En cuarto lugar, vuelven a penalizar con el pasaporte covid a los jóvenes en su ocio y al sector de la hostelería, cuando como se ha demostrado, en ningún momento han sido capaces de presentar informe científico contrastado de donde se dan más los contagios (empresas, transporte público, ocio, hostelería,comercios,etc). ¿es que el contagio distingue entre ocio y hostelería o el comercio y el transporte y más en épocas navideñas?, ¿ porqué siempre se discrimina a unos y no otros?.

En quinto lugar, si son tan osados de que sin estudios científicos discriminan tanto a ciertos sectores de la actividad social, como a ciertas franjas de edad concretas y a las personas por no haberse vacunado cuando resulta que los vacunados se contagian y también pueden contagiar, cuando además el porcentaje de la población no vacunada, dejando a fuera a la franja de edad de los pequeños es del 11% frente al 81% vacunado, le pregunto, ¿ que porcentaje con posibilidad de contagiar es mayor el de vacunados o el de no vacunados?, ¿me puede decir si detrás de esto lo que verdaderamente hay son razones de índole ideológico-político con una total ausencia de razones científicas?.

En sexto lugar, y lo que es todavía más grave y es que a personas que han optado por no vacunarse, cuando, según sus propias palabras la vacuna no es obligatoria, se les haga ahora discriminación utilizando el chantaje al más puro estilo caciquil, así que Sra Gotzone Sagardui ¿ realmente piensa como elemento esencial en la democracia que la vacuna no es obligatoria?. Si su pensamiento es realmente así, por favor deje de una vez de jugar a militar y ejerza su profesión, como debe ser en un páis en libertad, no siendo de otra manera que no sea al servicio del pueblo.

Salir de la versión móvil