Impulsadas por la ley tecnomalthusiana de los reformistas las “trabajadoras sociales” promueven la distanasia en las personas enfermas

Impulsadas por la ley tecnomalthusiana de los reformistas las “trabajadoras sociales” promueven la distanasia en las personas enfermas

Se veía venir. Se sabe que, anteriormente, en los módulos sicosociales los neomalthusianos, precedentes de los actuales tecnomalthusianos, manipulando al movimiento feminista promovieron el consejo de abortar como medio de solucionar problemas sicosociales personales y de combatir a la pobreza. Hoy las trabajadoras sociales, o tecnomalthusianas profesionales, promueven la distanasia entre las personas minusvalidas, en plan arsénico por compasión con el enorme cinismo de aconsejárselo a los enfermos.

En lugar de luchar contra la enfermedad, por superarla, y por desarrollar las fuerzas productivas, apuestan por matar a los enfermos porque son caros a su juicio, pero saquear a la población de un estado entero no es caro, eso está bien.

Recuerdo haber escuchado a un doctor muerte que con una enorme rabia se refería a lo que a su juicio había que hacer para reducir los problemas en las unidades de dolor; supe de inmediato cuál iba a ser la aplicación de la distanasia en las condiciones capitalistas reales en que se viene a desplegar. Lo que ese elemento debería tener presente es que si no tiene vocación de ayuda y superación debería estar fuera de la profesión médica porque falsea lo que es esa profesión, que no es una gestión de cosas sino de personas, y no arregla la enfermedad matando al enfermo.

Bill Gates, el posible general en jefe de la ofensiva tecnomalthusiana actual, ya reveló su preocupación con que la mitad del gasto médico en la vida de un asegurado se produce el último año de vida. La distanasia es promovida con potente marketing capitalista, pues, para ahorrar los costos de ese año, pero ocurre que ese año puede llegar a ser el más signicativo en la vida de una persona y eliminarlo es robar y no solo matar, tanto más cuando se utilizan técnicas conductistas de persuasión y sugestión en la población para legitimar lo ilegitimable.

Si, también la distanasia es un operativo biológico político tecnomalthusiaao de gestión de la población como si fuera materia prima. Aquí teneís un caso que se ha llegado a conocer, como lo quieren masificar van a aparecer muchos más. Esta vezx le tocó a un chico enfermo de ELA, Jordi Sabaté, que cuenta su experiencia con una tecnomalthusiana profesional que se presentó como “trabajadora social” a recomendarle la distanasia:

Jordi Sabaté, enfermo de ELA: «Desde el Gobierno no se ha hecho nada para ayudarnos, solo nos ofrecen la eutanasia»

https://theobjective.com/further/jordi-sabate-enfermo-de-ela-desde-el-gobierno-no-se-ha-hecho-nada-para-ayudarnos-solo-nos-ofrecen-la-eutanasia

Post Comment

*

code