IrTEen!i buruz

(28 de junio de 2020)
Siete años y medio después de hacer el breve texto de abajo para la presentación de esta web, escribo desde el horizonte. Sabía que agresiones como el estado de excepción encubierto actual iban a producirse, comprendía que iba a ser precisamente “la izquierda” la que iba a cometer esas agresiones aún con mayor empeño que “la derecha”, vislumbraba en mi intuición que iba a haber alarmas sociales magnificadas como esta convocada por el virus patógeno muy probablemente escapado de uno de los biolaboratorios industrializados que han proliferado desde hace dos décadas, y comprendía que los falsos ecologistas iban a mostrar su verdadera y fea cara de ecofascistas. No dudaba de que el feminazismo iba a demostrar que no es más que un constructo de las mujeres burguesas y de clases medias para imponerse contra la procreación de las mujeres proletarias sin recurrir a la eugenesía todavía, y ya no soportaba la farsa anticomunista del “socialismo revolucionario” que hoy sabemos ha hecho tanto daño al proletariado de Baskonia.

Hoy sé que tenemos ante nosotros un nuevo horizonte envenenado de cosificación posthumanista, que la aristocracia obrera no es confiable y que el proletariado mundial en Baskonia ha sido devastado y es minoritario todavía en esta formación social pero está en pie. La lucha que se abre ante nosotros es de largo alcance, durará décadas y venceremos. Nuestra revolución es la revolución del proletariado, la revolución espartaquista, no la farsa socialdemócrata en sus versiones socialista y socialista revolucionaria, de clases medias, estatista, siempre parloteando políticas de identidades como cuña a la gran política del espartaquismo. No lograrán aplastarnos con su socialización robótica y además venceremos.

————————————————————-
(22 de enero de 2013)
La aspiración de esta web es mostrar el mundo real, sus resquicios y fisuras, sus planicies y altas cumbres, esquinas y columnas, sus ríos de palabras y de hechos, de colecciones de cursos de energía que ascienden o declinan, el mundo de mundos, desde otra interpretación, desde otra autocrítica y una crítica permanentes, pero realizada con un esfuerzo de rigor.

Doscientos años de luchas, 50 de resistencias, nos han traido aquí con la gran corriente mundial de las oposiciones y disidencias, de las apuestas y rebeldias, de las insurgencias y las antagonías, en la cultura, en la vida social, en los usos y costumbres y las políticas y las ciencias. Y sin olvidar esto, así apostar a un salto cualitativo, y una resistencia estratégica. Una lucha contra la alienación, una acción constante, decidida, contra los futuros insoportables, con los pasados reivindicables, una manera, una tensión, una mirada puesta en el horizonte.

Post Comment

*

code