Los tests PCR han servido a los tecnomalthusianos para elaborar bases de datos robotizadoras masivas con la información genómica expropiada a las poblaciones

Los tests PCR han servido a los tecnomalthusianos para elaborar bases de datos robotizadoras masivas con la información genómica expropiada a las poblaciones

Lo que cuentan Gopal Ratnam y CQ-Roll Call en el Chicago Tribune sobre los supuestos trucos de China para hacerse con material genómico es interesante – y nos concierne a todos sobremanera – por el método con el que habría logrado hacerlo:


 

La acumulación de datos genómicos de China destaca la carrera biotecnológica mundial

Créditos de la imagen: Daniel Melamed, David L. Young, Christina R. Miller, Stanley Fields

 

“Perder tu ADN no es como perder tu tarjeta de crédito”.

 

(…) Esa advertencia poco notoria de la principal oficina de inteligencia de Estados Unidos se produjo en febrero, alertando a los estadounidenses de los riesgos de entregar inadvertidamente sus códigos genéticos a China.

A diferencia de una tarjeta de crédito extraviada, el ADN perdido no puede ser reemplazado, dijo la Oficina del Director de Inteligencia Nacional en el boletín, añadiendo que Pekín, como parte de su búsqueda para convertirse en un líder global en biotecnología, está recolectando agresivamente grandes cantidades de datos genómicos de todo el mundo.

Para satisfacer la creciente demanda mundial de pruebas a medida que la pandemia del COVID-19 se extendía el año pasado, una de las principales empresas biotecnológicas chinas, BGI, vendió kits de pruebas a 180 países y estableció laboratorios en 18, dice la principal agencia de espionaje, advirtiendo que los datos genéticos que estaba recolectando pudieran estar fluyendo hacia las bases de datos chinas.

Aunque todavía no hay laboratorios ni kits de pruebas de COVID-19 chinos en Estados Unidos, China está buscando datos genéticos de los estadounidenses, ya sea adquiriendo empresas de secuenciación genómica de Estados Unidos o comprando una participación en empresas populares de pruebas genéticas como 23andMe. Pekín también se ha asociado con cadenas de hospitales estadounidenses para ofrecer servicios de secuenciación genómica baratos, según la agencia y un informe reciente de la Comisión de Revisión Económica y de Seguridad Estados Unidos-China.(…)

https://www.chicagotribune.com/espanol/sns-es-acumulacion-datos-genomicos-china-destaca-arrera-biotecnologica-mundial-20210902-g2fsalqgvfaitl4r43ktc5o5ai-story.html

https://vnexplorer.net/la-acumulacion-de-datos-genomicos-de-china-destaca-la-carrera-biotecnologica-mundial-ez2021281582.html

 

 

 

La secuenciación informática masiva del genoma de la población por parte de los estados monopolistas ¿es lo que realmente ha justificado la utilización de las pruebas PCR en masa, alarmando con la presunta presencia de un virus para urgir su aceptación popular?

La justificación para hacer esas brutales cosechas, apropiaciones indebidas y datificaciones encubiertas, es o será, como estamos viendo, la competición con China pero realmente ¿en los ordenadores de quién o de quienes han terminado los datos genómicos de miles de millones de personas secuenciados con la escusa de las pruebas PCR?

Muy probablemente hemos padecido una recolección de datos genómicos masiva que ahora obran en poder de darwinazis, conductistas skinearianos y eugenistas burgueses, en suma tecnomalthusianos que no meramente funcionarios de tal o cual estado, lo que de si, – sin mediar un proceso popular constituyente de garantías jurídico-políticas respecto a la biotecnificación de los genomas colectivos e individuales alienados, – ya sería alarmante. Y estos los van a utilizar de manera darwinazi, para instaurar el dominio y el control totalitario sobre la población, especialmente proletaria, con el objetivo de hacer nuevos desarrollos explotadores, extremadamente cosificadores, de la biología sintética aunada y multiplicada con aplicaciones de Inteligencia Artificial.

 

Post Comment

*

code