ABOLICION DE LA MONARQUÍA. No hace falta ningún referéndum; urge una huelga general.

Sucesión de la coronaPara el 19 de junio de este mes Felipe Bourbon Bluskburg, seleccionado y formado durante décadas por los monopolios capitalistas para garantizar su predominio vitaliciamente en la jerarquía de los poderes del estado, amenaza con coronarse jefe del estado español, mediante una maniobra organizada por la plana mayor de la dictadura, hoy en descomposición política en su aparato de legitimación (PPSOE-CIUPNV), pero con su sistema de explotación y red interna y de apoyo internacional represivo fungiendo a pleno fuelle.

Hay que aclararlo diáfanamente: Lo del 19 de junio es un insulto histórico a las seis naciones, y Bourbon Bluskburg no ha perdido un segundo en agravar el insulto despachándose en Nabarra con una sarta de delirios contra la nación vasca mediante los que pretendía sellar con la oligarquía terrateniente sur-nabarra, insaciable y españolista por dinero, un pacto de apoyo mutuo en la prosecución de la dictadura; Bourbon apoyará a los dictadores sur-nabarros a cambio de que estos opriman al obrero y al vasco en Nabarra. Es así, con esta desvergüenza intolerable, con la que este enemigo de las seis naciones y de la clase obrera inicia su intento de nuevo golpe de estado contra las fuerzas democráticas resistentes en el estado español tras 80 años de represión.

Por supuesto, es absurdo convocar o participar en un referéndum sobre el modelo de estado en el que la población dirima si quiere monarquía o república pues el jefe del estado español será ilegitimo si es monarca aunque le voten en un referemdum, y también si no respeta el derecho de las naciones a la autodeterminación recogido en la Carta de la ONU, válido en democracia para las Naciones Vasca, Catalana, Gallega, Canaria y Andaluza.

 

PRIMERAS MOVILIZACIONES

 

El día 11 ha convocado en Madrid la Coordinadora 25-S una movilización popular bajo el lema “Rodea el congreso. Monarquía abolición”. Parece correcto compensar la presión del fascismo monárquico sobre los diputados dizque socialistas con la presencia de masas populares en el día de la votación de la Ley orgánica que permite organizar la sucesión entre usurpadores del poder político en el estado español. Pero en Euskal Herria no se entiende cómo y por qué las fuerzas políticas, sindicales y populares no han convocado todavía una huelga general para el día 19, en el caso de que la farsa del día 11 prospere y la amenaza de coronación intente concretarse.

La mayoría sindical vasca, los autodenominados “podemos”, la gente que se hace llamar “la izquierda abertzale”, los comunistas más rojos que los tomates y los anarquistas a cuya comparación Buenaventura Durruti es puro merengue, no se les ocurre nada. No hay reacción progresista, positiva, más allá que las manifestaciones testimoniales de rigor, indespreciables, qué duda cabe, como la de este sábado en Iruñea, pero insuficientes desde el punto de vista de la clase obrera, la cual tiene un momento de oportunidad espectacular para enviar un importante y profundo mensaje de poder a los monopolios y su bloque social de apoyo: Habéis ido y estáis yendo por el camino erróneo…

Do millones de niños con desnutrición, de tres a seis millones de parados, con caridad y no solución durante décadas, insolencia, insulto, europeismo basado en negaciones fascistas antivascas y antiobreras, deshaucios, precios imposibles de la vivienda, salarios bajos generalizados y a la baja, amenazas estratégicas a las pensiones y a la sanidad organizándose, deuda pública colosal endosada constitucionalmente, prisión para centenares de luchadores de las seis naciones, y para miles y miles de presos sociales determinados a la desestructuración personal y familiar por las politicas sociales impuestas por el régimen mismo, y, a la vez, generosos indultos sistemáticos y vistas gordas para miles de compinches del PPSOE y sus socios menores, destrucción de los ecosistemas, derrumbe de la reproducción social del proletariado, importación de fuerza de trabajo de bajo coste y sometida a dictadura ad hoc, para deflacionar la salarios aún más… Larga es la lista de las ignominias normalizadas, y grande el miedo de enfrentarse a ellas abiertamente, dado el carácter extraordinariamente represivo, aunque taimado, del régimen del 39-78. Ahora tenemos una oportunidad importante.

 

LA HUELGA GENERAL

 

Una huelga general el día 19 con el lema: CONTRA EL PARO, POR EL REPARTO DEL TRABAJO Y LA RIQUEZA, CONTRA LA MONARQUÍA, POR LA REPÚBLICA VASCA, NO A LA MONARQUÍA, HUELGA GENERAL” parece absolutamente necesaria por encima de las estrategias parcialistas de las distintas fuerzas políticas que he mencionado.

Si hay voluntad puede sacarse adelante, toda vez que los obreros, parados y trabajadores vascos y vascas, contamos con 12 días para organizar la respuesta a este nuevo complot monárquico fascista del régimen.

EKAINAREN 19ean, Euskal Herrian Greba Orrokora!

One thought on “ABOLICION DE LA MONARQUÍA. No hace falta ningún referéndum; urge una huelga general.

Post Comment

CAPTCHA


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.