La Calentología una seudociencia socialdemócrata entrando en descomposición

Dialéctica de congelación y calentamiento una constante de la Historia Natural

La Calentología una seudociencia socialdemócrata entrando en descomposición

En apenas dos semanas tres artículos sucesivos rebatían los cuentos calentológicos con los que nos han estado intentando descerebrar durante estas dos décadas el bloque de las burguesía monopolistas y las clases medias instaladas (funcionariados, fracciones técnicas, aristocracia obrera y pequeña burguesía).Un artículo del calentólogo “ambientalista” Shellenberger se retractaba de sus apoyos y silencios a la grave farsa malthusiana ya inocultable con la actual eclosión del ecofascismo, aunque insistía en promover la renuclearización por “ecologismo”, dando la de cal y la de arena.

Por su parte, Vladimir Garmatyuk exponía el ocultamiento, cometido por los seudocientíficos a sueldo de los monopolios, de la precesión terrestre y sus ciclos de 25 mil años en el asunto de los calentamientos climáticos a lo largo de la Historia Natural. Otro ruso, Sergey Lachinyan explicaba en un breve artículo las implicaciones de la dinámica de los vórtices magmáticos y sus cambios caóticos sobre los cambios climáticos. Pero a los calentólogos, especialmente a los malthusianos, esto les da igual, su seudociencia funciona con capital e intereses de dominación y sorda coerción, no con arduos trabajos de investigación científica. ¿Que el mar se ha elevado 124 metros en los últimos 18.000 años? No importa porque lo importante es que en el próximo siglo se va a elevar un metro, quizá, quien sabe, ya veremos. La calentología es una de las cinco patas de la ideología capitalista pro socialización robótica del proletariado en esta reestructuración postoyotista que nos llega tras el marzo del 2020.

El pisto de sandeces reformista mete en su receta de descerebración a la ideología nazi-fascista del el El (anti) Patriarcado, la neooeugenesía y el neomalthusianismo, la política de las identidades, el darwinismo social de la lucha por la capitalización humana y las paridas del Estado de (su) bienestar, aunados a la religión vacunalista para complacer a los flamantes capitales victotiosos biotechs y bigpharma. En este paradigma burgués de clases medias, como unidad de los múltiple, aparece la calentología y en ola cima el malthusianismo. La calentología y el virus son ahora las dos patas principales para legitimar la explotación del proletariado por medio del desarrollo de la porción tributaria de la plusvalía, (el estado), la eutanasia de los sobrantes y la política industrial reestructuradora postoyotista de los capitales imperialistas. Ah, pero, qué pena, no resiste la crítica científica.

Post Comment

*

code