Principales factores de la crisis demográfica y de despoblación proletaria en Galiza

Mapa fisico de Galicia

En un articulo publicado ayer martes 26 de junio de 2014 en El Faro de Vigo, encontramos una, aunque incompleta, notable síntesis respecto a los factores que confluyen en agravar la crisis demográfica ahora en Galiza. Tras la publicación por parte del INE de los datos de natalidad y de movimiento natural de la población relativos a 2013, cuando se ha sabido que las defunciones superan a los nacimientos en Baskongadas, Galiza, Castilla y León, Asturias, Aragón, Extremadura y Cantabria, están surgiendo intentos de comprender el fenómeno de la crisis demográficas en varios puntos del estado.

En este intento que nos aproxima El Faro de Vigo, se apuntan dos factores: El Baby Crunch o envejecimiento sobre todo a partir de la crisis de 1993, aunque la caida de la natalidad comenzó en realidad bruscamente con la toma del gobierno por parte de las fuerzas y la imposición del reinado de Juan Carlos Borubon en 1978, en medio de fuertes represiones antiobreras, a escala estatal, aunque a escala vasca en 1977:

  • Baby Crunch, o envejecimiento general, a causa de la incremental disminuición numérica de las generaciones menores de 40 años.
  • Emigración de la juventud desempleada, o superpoblación relativa, que ha sido históricamente la forma en que la lucha de clases en Galiza ha resuelto el problema de la baja concentración de capital, donde la burguesía y la pequeña burguesía presionan con éxito para forzar la emigración del proletariado sobrante logrando así evitar costos de reproducción de la fuerza de trabajo.
  • La misma crisis actual, y la forma en que el capital-españolismo la ha enfocado en el plano de la reproducción social (“falta de ayudas directas a las familias, deterioro de las condiciones sociolaborales por la crisis, una alta cifra de niños en riesgo de pobreza, las prestaciones en los sistemas de bienestar que se están recortando, lo que agrava el deterioro de las condiciones de vida de las familias”)que impone a las parejas de clase obrera brutales mediaciones a la hora de abordar la reproducción, terminando por renunciar a reproducirse.

Pues bien, a esto hay que añadir la mediación de la ideología antinatalista – del proletariado -, el neomalthusianismo, que es difundido en los social mediante dos caballos de troya, el falsi ecologismo malthusiano que promueve a idea dominante la idea errónea de la existencia de una supuesta superpoblación absoluta en el planeta presuntamente causante de la crisis ecológca, y la Ideología Clase Media feminista burguesa, contraria esforzadamente al natalismo en el proletariado, que presiona para convalidar maternidad con perdida de estatus y negación de la maternidad – y asi de la paternidad – como presunto mecanismo elevación del estatus.

Este es el Facto Supraestructural, la mediación en la dinámica de las estructuras, de la Superestructura Ideológica de dominación de la sociedad burguesa sobre y contra el proletariado, necesaria para el capital en este campo finalmente y en este caso adhoc para el desarrollo de la reproducción social del proletariado a bajo coste, lowcost, en combinación con el desarrollo del Imperialismo Demográfico, desarrollo que en Galiza, por la baja concentración de capital actual no es posible. Quienes no están integrando los datos de la crisis demográfica del proletariado interno en el análisis de la exlotación de la clase obrera se están equivocando gravemente y dejando un frente abierto que tarde o temprano también llamará a sus puertas.

(…)”Las crisis demográficas del pasado explican las que ocurren en el presente y estas tendrán también consecuencias en el futuro. Los datos reflejan que la natalidad cayó en el último año un 6,5% en Galicia, el triple que un año antes, y, aunque la economía tiene mucho que decir al respecto, su estructura de población también.

El número de hijos cae en Galicia cada vez más, pero sus potenciales madres también. Entre 2004 y 2014, el número de mujeres con edades comprendidas entre los 15 y los 49 años, que el Instituto Nacional de Estadística considera en edad fértil, se redujo en Galicia un 10,3%. El fenómeno viene de atrás, de la crisis de la natalidad por el “cambio social” entre 1985 y 1995, explica el profesor de Análisis Geográfico de la Universidade de Santiago José Antonio Aldrey, y tiene efectos ahora, cuando se aprecia una “generación mermada”, sobre todo de los 20 a 39 años.

(…)Julio Hernández Borge enfatiza “el envejecimiento y menos personas en edad reproductiva” como factor “principal” que afecta a la natalidad, pero añade la “crisis y los movimientos migratorios, los extranjeros y los jóvenes gallegos en edad reproductiva que se van”. “Si cambiase la coyuntura económica y hubiese más estabilidad en el empleo, habría más optimismo” y podría cambiar la tendencia, apunta, pero “a corto plazo la natalidad no se va a recuperar” porque los procesos demográficos son “lentos”.

Para Carlos Ferrás, la “caída imparable del crecimiento demográfico” se debe al “envejecimiento” de la población y al “repunte de la emigración de los jóvenes, que serían por propia dinámica natural los encargados del relevo generacional”. “La crisis, la paralización económica y la precarización laboral” no ayudan. “¿Quién está en condiciones de plantearse tener hijos en Galicia?”, se pregunta. Este experto entiende que, además de medidas de “reactivación económica”, hacen falta ayudas a la “crianza”, como en Irlanda, donde el número de hijos por mujer garantiza el reemplazo. “A corto plazo no va a haber cambios pero hay que actuar”, señala.

“El escenario socioeconómico el que estamos desincentiva aún más la natalidad en una estructura demográfica ya deteriorada donde hay un comportamiento asentado de baja fecundidad”, explica Rafael Vallejo, “sin que haya una política demográfica que lo compense”. Ese escenario se caracteriza, señala, por la “falta de ayudas directas a las familias”, el “deterioro” de las condiciones sociolaborales por la crisis y una alta cifra de niños en riesgo de pobreza, como denunció Unicef. Además, añade, “las prestaciones en los sistemas de bienestar se están recortando”, lo que “agravará el deterioro de las condiciones de vida de las familias”.

El Faro de Vigo: La emigración de los jóvenes lo pone peor

Enlaces relacionados:

Post Comment

CAPTCHA


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.