El régimen socialdemócrata español cede la soberania estatal a los tecnomalthusianos en el acuerdo imperialista de la OMS sobre primarización de humanos, incluso con terapias génicas forzosas

El régimen socialdemócrata español cede la soberania estatal a los tecnomalthusianos en el acuerdo imperialista de la OMS sobre primarización de humanos, incluso con terapias génicas forzosas

[Versión segunda del 18 de mayo de 2022]

*Confundí en la primera versión del artículo al amenazante Tratado de Pandemias que los tecnomalthusianos están preparando con total impunidad para ponerlo en vigor desde el próximo junio, con el, aunque no menos ignominioso si distinto, Tratado Internacional de Vacunas, por lo que me veo obligado a volver a redactar el artículo. Dejo a pie de página el original defectuoso y pongo en primer lugar la versión corregida, ya que mi importante error no invalida las muy serias denuncias de ambos tratados.

 

Finalmente, después de todo tipo de destrucciones cerebrales colectivas, la inteligencia colectiva y la sociedad civil comunitaria es pasto desmoralizado programable por las oligarquías propietarias de los estados. Estos resultan tener una ideología, en el mal sentido de la palabra, muy desarrollada; la ideología malthusiana pero en versión 4.0. Pues nada ¿qué podría salir mal?

El abogado independiente conservador vasco Aitor Guisasola, que quizás cree que hay algo regenerable en el ruedo ibérico, nos informa de que por lo bajini el régimen socialdemócrata español ha firmado el Tratado Internacional de Vacunas, otro superfraude supranacional de la OMS(=Bigpharma), a la sazón una organización privada y supraestatal obsesionada contra el crecimiento de la población mundial.

Esta firma no es más que el prolegómeno de la firma por parte de la socialdemocracia española del Tratado de Pandemias con que los tecnomalthusianos amenazan a la población mundial y a la de los pueblos y naciones abarcados por el estado español. El nuevo proyecto político de la OMS.corp supuestamente contra las pandemias anula la soberanía sanitaria al que lo firma, dotando a la OMS.corp del gobierno biológico político de los países que lo firman como poder aplicable en el caso de que necesiten establecer un nuevo nivel de la ley marcial, la misma que se viene agravando a medida que el colapso del valor se profundiza durante esta crisis general del capitalismo.

      No es que sea creíble que lo que dice Guisasola, es que es verdad: han firmado ese tratado INTERNACIONAL DE VACUNAS otra vez a espaldas de la población, lo que anuncia que harán también eso mismo con el tratado de pandemias, ocultando el alejamiento geográfico y social de las decisiones médicas e higiéncio-sanitarias estratégicas, muy posiblemente sin hacer el más mínimo paripé parlamentario, y por supuesto sin someterlo a referendum.

 

La forma de operar supraimperialista de los tecnomalthusianos y sus socios socialdemócratas

Nuestros gobernantes no electos, anónimos y, a veces, secretos, no operan así, con referendumes y cosas por el estilo, por el contrario funcionan a golpe de talonario e intimidando a la oposición política y de la sociedad civil con insultos, presiones, amanzas, chantajes y cancelaciones. En su paradigma, las decisiones se toman desde arriba y conspirando en petit comite, y mañana o cinco años después se obedecen por todos los afectados sin otro trámite.

Obra política suya, los tratados tecnomalthusianos de vacunas y de pandemias son una tomadura de pelo que versan realmente no solo de poder biopolítico en los términos foucaltianos de “control de los cuerpos” a través de los protocolos y dispositivos de biopoder a que obligan, otorgado a los propietarios de OMS.corp, sino también de inventarse un mercado que justifica alienar valor por la vía tributaria indirecta en todo el mundo, dando salida de valorización fraudulenta al capital sobreacumulado reconvertido en capital riesgo invertido en biología sintética y biotecnología. Capital riesgo que es capital sobreacumulado por Microsoft, Google, Facebook, Amazon, Wall Street, Black Rock, Vanguard, la City Londinense, Paris y Franfurt del Meno, en alegre pandilla con Bruselas, Cambridge, el MIT y Silicon Valley. Y el PSOE, el Podemos, el PNV y el PP, los catalanes, el Bildu y el Vox. La inermidad colectiva ante este bloque clasista y de poder no sería posible sin la complicidad de la socialdemocracia.

Dar inmunidad diplomática y privilegios diplomáticos a los miembros del Intituto Internacional de las Vacunas  implica reconocer formas de soberania supraestatal indebidas a una organización publiprivada poniéndola por encima de los demás, permitiendo usufructar esa inmunidad a los representantes de ese grupo supraestatal coaligado alrededor de la venta de preparados que denominan “vacunas”  -que ya comienzan a ser demostrabemente terapias génicas y no vacunas – grupo claramente volcado al ánimo de lucro. La firma de este tratado, además, cede la dirección cibernética de la población abarcada por el estado español a los grupos malthusianos que son los propietarios de ese instituto y hlos que acen con el sus manipulaciones geopolítcas. ES INADMISIBLE Y ANTISOCIALISTA. Los que monetarizaron el socialismo y el podemismo en estas décadas pasadas pueden estar contentos por su enésimo logro anti civil y posthumano, pero no hay quien se crea que esto haya sido gratis.

OJO, peor todavía; Resulta evidente que esta pérfida actividad tecnomalthusiana de desplazamiento de las soberanias estatales mediante la supranacionalización antidemocrática indebida de las decisiones políticas clave corre convergente a legitimar el golpe de estado de marzo de 2020 que el BigPharma y la gran finanza internacional dieron a escala mundial, y estado a estado, a través de la declaración de pandemia de la OMS, y rubrica así la concesión de impunidad a la experimentación con humanos de estos años hecha faltando al Convenio de Nuremberg, y, en cascada, todas las sevicias hechas a la población de esa biopolítica tiránica oemesiana. Todo esto permite presumir que los tecnomalthusianos y la socialdemocracia internacional y española están conspirando ahora para firmar el Tratado de Pandemias en el venidero junio a espaldas de la población concernida.

LO HACEN POR DINERO Y PODER, CONTRA NOSOTROS Y NO POR NOSOTROS NI POR EL SOCIALISMO.

 


INFO +:

Aitor Gisasola

¡ÚLTIMA HORA! ESPAÑA ENTRA EN EL TRATADO INTERNACIONAL DE VACUNAS y para VACUNACIÓN INFANTIL.

Se ha publicado en el Boletín Oficial del Estado español la adhesión al Tratado Internacional de Vacunas

Youtube no permitió publicar este viedo y por intentar publicarlo cerró el canal de Gisasola durante una semana.

Frontis de la sede de la OMS

Tratado de la Pandemia de la OMS: qué es, por qué es importante y cómo detenerlo.

La Organización Mundial de la Salud está redactando un tratado pandémico global sobre la preparación para una pandemia que otorgaría a la agencia un poder absoluto y sin precedentes sobre la bioseguridad global.

Los últimos días para comentar el borrador son el 16 y el 17 de junio.

Conferencia de la OMS

El Tratado Global de Pandemia: Lo que necesita saber

La Organización Mundial de la Salud ya ha comenzado a redactar un tratado mundial sobre pandemias sobre preparación para pandemias. ¿Qué forma tomará?? ¿Qué dientes tendrá?? ¿Cómo va a promover a los globalistas en la cementación de la red de bioseguridad en su lugar??

James Corbett desglosa el Tratado Globalista de Pandemias en un episodio de hoy del podcast The Corbett Report.

Dragon

Nuevos cambios en el tratado para hacer de la OMS un gobierno mundial globalista.

La pandemia de Corona es y nunca fue una crisis médica o de salud, siempre fue un golpe político para socavar nuestros derechos y libertades fundamentales. Con la transferencia de amplios poderes ejecutivos sobre los estados nacionales a la OMS mediante enmiendas al Reglamento Sanitario Internacional de la OMS, la soberanía nacional de los países se transferirá efectivamente a una organización controlada por los oligarcas y las multinacionales en los sectores financiero, digital y farmacéutico. industrias

Los cambios están planeados y casi con certeza se decidirán entre el 22 y el 28 de mayo de 2022


[VERSIÓN PRIMERA]

Finalmente, después de todo tipo de destrucciones cerebrales colectivas, la inteligencia colectiva y la sociedad civil comunitaria es pasto desmoralizado programable por las oligarquías propietarias de los estados. Estos resultan tener una ideología, en el mal sentido de la palabra, muy desarrollada, la ideología malthusiana pero en versión 4.0. Pues nada ¿qué podría salir mal?
El abogado independiente conservador vasco Aitor Guisasola, que quizás cree que hay algo regenerable en el ruedo ibérico, nos informa de que por lo bajini el régimen socialdemócrata español ha firmado el contrato global contra las pandemias, otro superfraude de la OMS, a la sazón una organización privada y supraestatal obsesionada contra el crecimiento de la población mundial.
Este nuevo proyecto político de la OMS.corp anula la soberanía sanitaria al que lo firma, dotando a la OMS.corp del gobierno biológico político de los países en el caso de que necesiten establecer un nuevo nivel de la ley marcial, la misma que se viene agravando a medida que el colapso del valor se profundiza.
No es que sea creíble que lo que dice Guisasola, es que es verdad: han firmado ese tratado otra vez a espaldas y ya sin ni siquiera someterlo a referéndum ni tampoco molestarse en hacer el más mínimo paripé parlamentario. Nuestros gobernantes no electos, anónimos y, a veces, secretos, no operan así. Las decisiones se toman desde arriba, y mañana o cinco años después se obedecen. En este caso, el tratado es una tomadura de pelo que va no solo de poder biopolítico en los términos foucaltianos de “control de los cuerpos” a través de protocolos y dispositivos de biopoder, otorgado a los propietarios de OMS.corp, sino también de inventarse un mercado que justifique alienar valor por la vía tributaria indirecta en todo el mundo, dando salida al capital riesgo invertido en biología sintética y biotecnología. Capital riesgo que es capital sobreacumulado por Microsoft, Google, Facebook, Amazon, Wall Street, Balck Rock, Vanguard, la City Londinense, Paris y Franfurt del Meno, en alegre pandilla con Bruselas, Cambridge, el MIT y Silicon Valley. Y el PSOE, el Podemos, el PNV y el PP, los catalanes, el Bildu, el Vox.


Post Comment