Para quienes hemos conocido las miserias del desempleo y el subempleo estructurales en las últimas décadas, no es una sorpresa esta nueva angustia social que aún no llega a nube negra pero ya comienza esa andadura, con la mira puesta sobre el qué ocurrirá con la economía industrial vasca. 10 de noviembre de 2013