Editorial ::: 02-08-2020 | Bajo el ataque de la Epidemiología Política

Una enorme fuga de capitales desde el estado español hacia el Norte de Europa se dio en plena epidemia pestenegrina 2020, pero no seáis “conspiranoicos.”

EDITORIAL ::: 02-08-2020

Bajo el ataque de la Epidemiología Política

El concepto de “epidemiología” es interesante. Literalmente significa en griego ‘ciencia de Lo encima del sujeto pueblo’ (demos es barrio en realidad y probablemente referido a fuente), aunque lo presentan con una etimología de ‘ciencia del estudio del pueblo’. Literalmente no alude a enfermedad ninguna, para reflejar el sema que nos venden como significado real debería de haber sido afxáno-astheniademologia, ciencia de las enfermedad(es) proliferantes del pueblo, este sería el concepto correcto.

El parecido del nombre del concepto ‘epidemiología’ con el de otra seudociencia imperialista contemporánea, la demografía, que precisamente es una de las herramientas disciplinares desarrolladas por los malthusianos para analizar la acumulación de capital sin analizar la acumulación de capital, me pone no sin base conspiranoico. Y es que recuerdo aquel verso de Pablo Neruda: Vendrán con diccionarios y otras armas negras.

Vaya por delante que soy de los que piensan que el idioma griego es una herramienta crucial sino decisiva para ubicarse en la Realidad y en la Historia, y, por supuesto, para desmontar esos nuevos diccionarios obcegadores y sus registros en neolengua. Mucho mejor, por supuesto, puesto en combinación con las raíces euskerikas.

Los diagramas de curvas que se difundieron al inicio de la epidemia del covid-19 son matemáticas creativas. Por ejemplo, se daba por sentado que la población no es inmune en ningún grado a este coronavirus, o que la proyección de curvas desargegadas por diferenciales de edad y clase social no aparecían por ningún lado. Trucos parecidos los hemos visto en demografía en el indicador de la esperanza de vida presentada en media, o las mamarrachadas de Malthus, quizá el primer epidemiólogo político, sobre los supuestos crecimiento geométrico de la población y aritmético de los recursos.

Mi percepción es que la epidemiología no tiene nada que ver con las ciencias médicas, que se trata de una disciplina seudocientífica que forma parte de los estudios conductistas del imperialismo, parte de la cibernética moderna, no una ciencia aunque aparezca como arma en manos de científicos. Y que ha dado un salto de calidad con el desarrollo de las redes digitales antisociales, y otros medios de vigilancia, conductismo y preparación política.

Hoy, cuando entramos y nos meten a empujones y codazos en la socialización robótica, los cuatro jinetes del apocalipsis capitalista son el Darwinismo Social, la Neoeugenesia como lucha de clases de competición genética sobre la base del mercado, el Poshumanismo como forma de negación del ecotranshumanismo de las mayorías, y el Malthusianismo o subsunción de la procreación humana en la acumulación de capital. Y sus disciplinas auxiliares son la sociología burguesa, la religión neocalvinista, el generismo, la demografia y la epidemiología, todas ellas aunadas en la Cibernética Capitalista.

 

 

Ir a Todos los Editoriales

 

Post Comment

*

code