OJO: Cromotripsis: malas noticias para la edición genética / Los inversores corren asustados

OJO: Cromotripsis: malas noticias para la edición genética / Los inversores corren asustados

¿Ha oido alguien hablar de los daños de la cromotripsis tras la manipulaciones CRISPS del ADN de las células? ¿Van a seguir cogiéndose subvenciones, impuesto publipriados y otras regalias en relación a infraestructuras de manipulación CRISPR? Si, sin duda, y probablemnte en mayor medida dado que el capital-riesgo invertido en tecnologías CRISPS es enorme, pero a partir de ahora no solo los tecnomalthusianos estarán un poquito menos sueltos que durantetoda esta etapa sino que, además, ganamos tiempo ante la aplastante a matarrasa y franskensteiniana ofensiva burguesa en la biogenética.

 


 

La edición de genes CRISPR se presenta a menudo como un procedimiento sencillo, preciso y seguro. Pero los hallazgos de investigaciones recientes sobre la edición de genes CRISPR para aplicaciones de terapia génica muestran que puede provocar daños masivos en los cromosomas. El fenómeno se conoce como cromotripsis.

Un artículo en Nature Biotechnology acerca de los nuevos hallazgos describe la cromotripsis como “una forma extremadamente dañina de reordenamiento genómico que resulta de la rotura de cromosomas individuales y la posterior unión de las piezas en un orden aleatorio”.

Y ahora hay indicios de que los hallazgos están afectando las acciones de las empresas de edición genética.

“No puedes hacer que esto desaparezca”

Los autores del nuevo estudio, publicado en Nature Genetics, concluyen que “la cromotripsis es una consecuencia en el objetivo previamente no apreciada” de las roturas de doble hebra en el ADN que la edición de genes CRISPR está diseñada para producir. El hecho de que el daño se produzca “en el objetivo”, en el sitio de edición previsto, significa que cualquier intento de apuntar a la edición del gen CRISPR con mayor precisión no resolverá este problema, como se señala en el artículo de Nature Biotechnology de uno de los investigadores en el estudio, David Pellman del Instituto de Cáncer Dana-Farber y la Escuela de Medicina de Harvard. Dijo: “No se puede hacer que esto desaparezca haciendo que el corte sea más específico”.

Preocupaciones por el cáncer

La principal preocupación de la cromotripsis en entornos terapéuticos es que puede provocar cáncer o una enfermedad hereditaria en cualquier hijo del paciente afectado. Solo se necesitaría una sola célula para verse afectada por la cromotripsis y provocar un cáncer.

Esto tiene implicaciones para la edición de genes animales, ya que los animales editados podrían ser propensos al cáncer. Pero también significa malas noticias para la edición de genes de plantas, donde el daño cromosómico conduciría a cambios en la función de los genes que a su vez podrían resultar en una toxicidad o alergenicidad inesperadas, así como efectos impredecibles en la vida silvestre.

El efecto “no se puede evitar por completo”

Mientras que un experto entrevistado para el artículo de Nature Biotechnology se muestra optimista sobre la capacidad del campo de la edición de genes para “innovar en su camino” de este y cualquier otro problema que surja de los procesos CRISPR, los investigadores del artículo original parecen menos convencidos.

Esto es evidente en la versión preimpresa de su artículo, que apareció en BioRxiv antes de que se publicara la versión revisada por pares en Nature Biotechnology. En la versión preimpresa, los autores llaman sin rodeos a la cromotripsis “un proceso mutacional catastrófico” y advierten que es “una toxicidad en el objetivo que puede minimizarse mediante protocolos de manipulación celular o cribado, pero que no puede evitarse por completo en muchas aplicaciones de edición del genoma”.

Sin embargo, esta redacción está ausente en la versión final publicada. La conclusión pesimista original sobre la imposibilidad de evitar la cromotripsis se ha diluido a la afirmación suave: “A medida que se implementa la edición del genoma en la clínica, se debe considerar y monitorear el potencial de extensos reordenamientos cromosómicos”.

Los inversores corren asustados

Otros que siguen sin estar convencidos de que este problema inherente de CRISPR pueda resolverse pueden incluir inversores en empresas basadas en CRISPR. Un artículo para el medio de noticias de inversión Seeking Alpha dice que “los nuevos datos sobre la cromotripsis pueden afectar las perspectivas a largo plazo de empresas como Crispr Therapeutics”. Las acciones de estas empresas (recolectadas en un fondo conocido como ARKG), que anteriormente estaban aumentando, se desplomaron repentinamente en julio de este año, el mismo mes en que se publicó el estudio de Nature Biotechnology.

El artículo de Seeking Alpha continúa: “Es posible que el impacto a largo plazo en la salud de la edición de genes no se conozca hasta alrededor de 2040”. Concluye: “Dada la perspectiva incierta, los inversores deberían volver a evaluar sus posiciones en empresas que emplean roturas de doble hebra de ADN para editar el genoma”.

Buscar Alpha no llega tan lejos como para culpar a los hallazgos de la cromotripsis como la única o principal causa de la caída de ARKG, pero lo señala como “un factor contribuyente”.

La cromotripsis es solo el último de una larga lista de resultados no deseados inducidos por CRISPR que pueden ocurrir en el sitio de edición previsto y, por lo tanto, no se pueden evitar mejorando la orientación de CRISPR. A pesar de esto, los legisladores en el Reino Unido y la UE persisten en hacerse eco de las narrativas de los grupos de presión de la industria de que la edición de genes CRISPR es precisa y los resultados predecibles.

 

INFO GEHIO:

Chromothripsis: Bad News for Gene Editing

Post Comment

*

code