Análisis marxista: La inyección biotrónica masiva, – que no vacunación -, es un Fraude pero no es un Bluf

Análisis marxista:  La inyección biotrónica masiva, – que no vacunación -, es un Fraude pero no es un Bluf

[Versión 2 / Revisión 18]

HARDWARE ES LA PARTE DURA

Hardware es los aparatos que constituyen los dispositivos agregados a la Megamáquina Productora de Plusvalía (teléfonos móviles Apple, Huawei, Sansung, Motorola, etc, o portátiles, estaciones de trabajo, enrutadores, discos duros (Lenovo, Intel, HP, AMD, Seagate, Sony, Toshiba, etc) o sensores, cámaras fotográficas, micrófonos, teclados, o cualesquiera artefactos que por medios de dispositivos, constituyan parte de la Megamáquina Productora de Plusvalía ). Wearware es la forma “vestible” del Hardware, como relojes digitales, cascos de realidad virtual, ordenadores de mano.

SOFTWARE ES LA PARTE BLANDA

Y la parte blanda es cosas como Android, Windows 10, Linux, Harmony, los programas de producción o de consumo sean Libre Office, Photshop, Open AI, el código en general que inviste al Hardware, desde los códigos controladores a las aplicaciones de plataformas con millones de líneas de código puestas en producción. Y todas las ordenaciones de algoritmos artificiales codificados que normalmente están escritos para Producir Plusvalia.

Ojo cámara, wetware de aspecto ciberpunk transhumanista, Wiphalita

 

WETWARE ES LA PARTE BIOLÓGICA

Wetware, literalmente, “parte mojada“, en inglés, es el biohardware y biosoftware agregados a la Megamáquina Productora de Plusvalía (MPP). A los dispositivos de hardware vestibles, conectores al software más próximos al Wetware Humano, como hemos visto, se les denomina Wearables,

Nótese que hay un Wetware, dividido en clases, muy especial, el Wetware HumanoNosotros.

 

Rudy Rucker
Rudy Rucker, uno de los fundadores del movimiento artístico y literario del ciberpunk

 

El término Wetware nos lo presenta Wikipedia en inglés de la siguiente manera:

 

Rudy Rucker hace referencia al término en varios libros, incluido uno titulado Wetware :

… todas las chispas y gustos y enredos, todos sus patrones de estímulo / respuesta – todo el software biocibernético de la mente.

Rucker no usó la palabra para referirse simplemente a un cerebro, ni en el sentido de recursos humanos de los empleados. Usó wetware para representar los datos encontrados en cualquier sistema biológico, análogo quizás al firmware que se encuentra en un chip ROM . En el sentido de Rucker, una semilla, un injerto de planta, un embrión o un virus biológico son todos materiales. El ADN, el sistema inmunológico y la arquitectura neuronal evolucionada del cerebro son otros ejemplos de wetware en este sentido[1]

 

Rudy Rucker fue el promotor del movimiento literario y artistico llamado ciberpunk en los años 1990s, y claramente conocía la cibernética conductista que, alzada con una infraestructura de amplitud mundial de wetware, cobra una nueva dimensión de gravedad…

Una parte del Wetware, en el Wetware Humano, en su parte explotada y dominada, lo componemos el proletariado mundial conectado a Internet, que a partir de ahora, una vez abierto el melón de la genotrónica de estado global, recibimos la intervención capitalista de que nuestra interfaz con la Megamáquina Productora de Plusvalía (MPP) hasta ahora desplegada (Internet, Ordenadores, Móviles, Pantallas), a un nivel superior pues aumenta brutalmente el ancho de banda de nuestra conexión con ella. Esto ha sido impuesto mediante la apertura e inclusión de nuestros sistemas genéticos en el proceso MPP como materia prima y objeto de trabajo, por medio de la genotrónica, y no simplemente como productores directos o indirectos de plusvalor, lo que ha ocurrido y está en aceleración, en el marco de la gran reestructuración de la explotación capitalista hacia la fase robotizadora de la acumulación de capital.

 

 

Hoy por hoy, son los capitales más concentrados del mundo los únicos que tienen la capacidad no solo técnica sino también institucional coercitiva de codificar algoritmos artificiales MPP modificando nuestros algoritmos naturales, e inyectarlos masivamente en nuestros organismos empleando para ello su superestructura ideológica (fetichismo de la ciencia) e infraestructura productiva (la red global de laboratorios industriales biogenéticos y los sistemas de salud toyotistas, hoy en quiebra y en acelerada reconversión). Este incremento de la interfaz del Wetware Humano tiene el objetivo de facilitar la intervención industrial y mercantil en Nosotros, uno a uno y en conjunto, como materia prima base de utilidades y foco de desarrollo de una nueva rama de mercados.

La nueva capa en la interfaz del Wetware Humano se constituye a partir del emergente y crecientemente militarizado sistema de Inyecciones Biotrónicas (Mecanizadoras de nuestros algoritmos naturales biológicos), cuya primera intromisión masiva en los algoritmos naturales de nuestro ADN lo constituye la campaña mediatico-militar de inyecciones de la mal llamada vacuna covid ARNm.

 

 

Bill Gates y la agresividad ejecutiva burguesa en funciones de valorización de los capitales sobreacumulados

Resulta que el Wetware Humano también tiene algoritmos naturales que son transformables y, por tanto,  patentables mediante los códigos desarrollados para su transformación, o algoritmos artificiales del Wetware. Lo que le interesa a Bill Gates, escritor de código líder de la producción de software, y los capitales riesgo que representa, finalmente capitales sobreacumulados en torno a sectores maduros del Hardware y el Software, no es matar a los ancianos, como parece a primera vista, para generar ahorros al capital tributario y asistir así a los funcionarios en sus apuros a la hora de hacer honor a la deuda que los sistema del pensiones públicas (aunque también privadas) tienen con los ancianos, sino hacerse con la mayor información posible sobre las características del Wetware Humano y su transformabilidad rentable.

El capital farmceútico y el capital digital parecen estar convergiendo en torno al desarrollo de la genotrónica como desarrollo de la producción material, por un lado, como modo de gestión en capital-riesgo de los capitales sobreacumulados, por otro, pero también como posible capa de abstracción entre los medios de la medicina autogestionable y el campo wetware humano, bajo control de las grandes tecnocracias estatistas, la de China y la de El Occidente, que están en carrera por desplegarla lo más rápidamente posible y, si es posible, antes que el rival imperialista, despliegue global para el cual la OMS hace el papel de plaza ultraimperialista.

Toda la farsa de la supuesta vacuna, termina cuando se constata que en realidad es esencialmente un código artificial insertado mediante ingeniería genética  en los códigos de los algoritmos naturales de los cuerpos personales que constituyen el Wetware Humano, Nosotros. Esta es la novedad, la innovación radical, revolucionaria en términos de desarrollo de la MPP, mientras que su carácter de constructo orientado principalmente a prevenir el covid-19 es, pues, un fraude, pero no es un bluf.

La masa de experiencias e información obtenidas en estas pruebas, retroalimentará la cadena ya normalizada de inserción del Wetware en la Megamáquina Productora de Plusvalía (MPP), propulsandola a niveles muchos más profudnos que hasta ahora. Esencialmente, la “vacuna” covid-19 es crear la infraestructura base para la explotación intensiva y extensiva, y multidimensional, del Wetware Humano.

La caída de la ganancia media es tan intensa que el capital concentrado ya no puede esperar más, el capital fijo instalado pre crisis del 2020 no sirve, y los capitales más concentrados se ven lanzados a desarrollar las plataformas de inserción del Wetware Humano en sus trabajos de desarrollo de la producción de plusvalía, esto es, en términos concretos, a usar a la población como materia prima y objeto de trabajo genéticamente manipulable de la Megamáquina.

Lo que la Inyección Biotrónica Universal promueve es, fundamentalmente, el lanzamiento universal de un gran ramal de mercados nuevos para la expansión del capital sobre un nuevo patrón acumulación o, eventualmente, sobre un nuevo modo de producción histórico. (Aunque esto del cambio de modo de producción cómodamente diseñado, como explicaré en otro artículo, son palabras mayores y muy probablemente está fuera del alcance y del control de las oligarquías tecnocráticas y de la oligarquía globooligopolista)

Gestión de los Supernumerarios y Organización de la Gran Reestructuración post crack del 2020

Llamo Inyección Biotrónica a la modificación en el nivel genético de los algoritmos naturales de las personas por medios artificiales, consistentes en la introducción de modificadores artificiales, mecanizadores de los genes, por ahora via inyección intravenosa. Esta tecnología no solo tiene una aplicación terapéutica, sino también y muchísimo más amplia, tiene vastas aplicaciones transformadoras de los humanos a niveles radicales de la corporalidad humana. Como los capitales superconcentrados occidentales (a partir de Astrazeneca, Moderna y Pfizer) no están empleando virus atenuados para generar un efecto en los sistemas inmunológicos humanos, sino estos modificadores del Wetware, llamar vacunas a sus inyecciones biotrónicas, es erróneo y confusionista, muiy posiblemente simple propaganda política y comercial.

Estamos ante la primera prueba masiva de superintensiva ampliación del ancho de banda del Wetware Humano con el Software y el Hardware de la Red de Amplitud Mundial de la Megamáquina Productora de Plusvalía (MPP), prueba que desencadena la primera ola de la Wetwarerización profunda de la población, un salto cualitativo en la lucha de clases que solo ha sido posible con la escusa del covid-19. La bioinformación que las corporaciones y sus tecnocracias están obteniendo de esta prueba en masa es de una magnitud colosal.

Catal Huyuc es el más conocido y antiguo, junto a Gobleki Tepej, nodo del salto cualitativo revolucionario histórico que fue la primera urbanización neolítica (En la fotografía se muestra un espejo hecho en obsidiana hallado en su yacimiento). 

A partir de aquí, estamos en el desarrollo del mercado de la wetwarerización, – lo que mediado por el Bigdata implica una revolución productiva en el el desarrollo dialéctico de la materia natural universal -, y considerado en el nivel de la persona humana, estamos ante un cambio drástico en la escala de la potencialidad de qué es y puede ser ser humano que, mediado por las relaciones sociales de producción, se derrumba en uno de sus extremos a menos que cosas y asciende, a la vez, en otro de sus extremos a constituir seres humanos permanentemente mejorables por medios artificiales biogenéticos de Wetwarización– lo que implica una revolución social de la envergadura de la ocurrida en los prolegómenos de Catal Huyuc, en la bifurcación histórica entre cazadores nomadas y campesinos sedentarios acaecida en los inicios del Neolítico.

 

Panorama de la alianza de clases Robotizadora + Tecnomalthusiana + Ecofascista

Inyectar a miles de millones de personas principios activos que modifican, mecanizándolo, el ARN mitocondrial es wetwareficarlos, bonsaificar a la población, y preparar el mercado, que va hacia una expansión exponencial, de la ciborgización, siempre con el objetivo de desarrollar hacia la rentabilidad el Wetware Humano. ¿Qué fracciones de clases pueden estar interesadas en este peligroso desarrollo del aparato productor de plusvalia/capital?

Los grandes capitales tecnológicos archiconcentrados globo-oligopolistas, como Amazon, Google, Microsoft y Apple se desbordan hacia la Wetwarización Humana, mientras Tesla se lanza a la Wetwarización Humana Neuronal, con Startlink, y Facebook hacia Wetwarización Atencional con la Realidad Virtual o socialización virtual de la Realidad Virtual y Aumentada mediante la plataforma Oculus, en otras vías de desarrollo infraestructural del Wetware. Cualquiera de estos desarrollos en wetwarización están todavía ahora fuera del control de la sociedad civil de la clase proletaria y sus aliados puesto que esta no tiene ningún medio de fiscalización propio sobre estos poderes de capital concentrado, poderes que han logrado subsumir a los estados, al capital tributario, en su propio desarrollo en  todo El Occidente como se demostró en el pucherazo de las elecciones estadounidenses.

La alianza de clases que justifica, promueve y monopoliza la Wetwarización MPP está compuesta con:

 

a) los funcionariados de los Estados quebrados y atados al ganar tiempo por medio de la superexpansión keynesiana de la deuda pública, que apuestan por facilitar el ajuste estructural a cambio de ganar un puesto en el nuevo modelo de acumulación, o incluso en un eventual modo de producción histórico nuevo.

b) Dentro y alrededor de estos funcionariados se encuentra la Ultraizquierda del Espectáculo Profesional, generalmente socialistas revolucionarios profesionales, es decir, reformistas profesionales, tengan ya el puesto de trabajo basado en la parte tributaria de la plusvalía o aspiren a tenerlo mediante la obtención de la movilidad social ascendente que el “activismo” ultraizquierdista de clases medias promueve, a partir de supernumerarios formados en universidades. Normalmente son hijos de aristócratas obreros, “de clase media”. Y salvo honestas excepciones, ciertamente celebrables y posiblemente irrenunciables, son inconfiables para el proletariado mundial. 

c)Junto a ellos encontramos a técnicos con salarios “capitalito”. A veces funcionarios de corporaciones transnacionales o monopolios publiprivados nacionales.

d)Sobre esta alianza de clases se encuentran los oligarcas financieros, superapurados pues ya no hay forma de sostener el edificio político de la explotación sin establecer un estado de excepción y transformaciones seriamente cosificadoras que eleven la tasa de ganancia y la rentabilidad del sistema. Lo cual saben que es un arma de doble filo, de ahía su giro retórico “pro izquierdista”. 

e)La fracción malthusiana, compleja, basada en un núcleo de latifundistas muy anti población proletaria porque consideran que amenaza, por crecimiento y existencia, su número, la propiedad de la acumulación de tierras que detentan; los vendedores de medios anti fecundidad, anti fertilidad y anti procreación de la vieja industria neomalthusiana, incluyendo los pro abortismo, y la capa emergente de ecofascistas y tecnomalthusianos que forman sus ejércitos intelectuales* (*intelectuales en el sentido de que son técnicos que trabajan con ideas sobre ideas).

f)La parte del proletariado dependiente que arrastran todas subclases ahora aliadas por la vía de la socialdemocracia neomalthusiana y keynesiana.

Este bloque aliado, rabiosamente darwinista, eugenésico, malthusiano y conductista, está dirigido por la oligarquía globo-olipolista que, como vemos, necesita manos libres para dirigir la recuperación de la rentabilidad del sistema y, si ya no puede hacer esto, para dirigir la guerra social de reestructuración productiva por un nuevo modelo histórico de acumulación de capital, o por un nuevo modo de producción.

La Inyección Biotrónica es un Fraude pero no es un Bluff

La pandemia es un fraude de arriba a abajo: Todos los años ha habido una pandemia de neumonias en la estación fría, relacionada con la caida anual de las sintesis corporales de las vitáminas D y C, pero estaba mal respondida socialmente y subestimada políticamente, eexcepto por la tecnocracia esto último. La novedad a partir de marzo de 2020 ha consistido en emplear la pandemia anual para desencadenar el intento de Gran Reestructuración Productiva, controlada, – por ejemplo, desde el sistema de salud en acelerada Descomposición Toyotista/Recomposición Robótica -, hasta el desmantelamiento y reajuste de los sistemas de pensiones fordistas, insostenibles tanto en su forma pública como privada porque no pueden ser pagados en los actuales niveles de producción de masa de plusvalía.

En lugar de desencadenar una guerra mundial para destruir el capital fijo instalado y así, eliminada esa limitación, reiniciar la acumulación, tras perder la Guerra de Siria, la oligarquía globo-oligopolista ha optado por destruir capital vía Gran Reestructuración, de modo que están soltando destacamentos de ecofascistas con teorías tecnomalthusianas y calentológicas “para salvar al planeta” que buscan poner a la defensiva y desorientar al proletariado, mientras la infraestructura de la explotación y, a la vez, capital fijo instalado se renueva en una tormenta de reconversiones y cierres en todo el mundo, eliminando o dimensionando radicalmente sus partes no rentables (motor a combustión, turismo obrero, hostelería, aviación de masas, servicios públicos como educación presencial y de guarda, y los de sanidad y pensiones que acabamos de ver.).

La ola de nuevos campos industriales en desarrollo y tecnologías socialmente disruptoras llamadas a sustituir el viejo capital fijo toyotista y a eliminar la mayor parte de capital variable, se llaman Inteligencia Artificial, Producción Aditiva (Impresoras 3D), CRISP-9 o ingeniería epigenética, Block Chain/Cadenas de Bloques, Big Data/Grandes Datos, Conducción Robótica Autonoma (Androides, coches, aviones, submarinos y barcos), Internet de las Cosas sobre Wifi 5 y 6G, Redes planetarias de satélites artificiales de órbita baja, Computación Cuántica, Nanotecnología, entre otras, siendo desplegadas para aumentar las tasas de ganancias de los capitales concentrados individuales de forma caótica y masiva (incluso en China donde la planificación estatista no puede abolir las fuerzas de la competencia ni del mercado mundial ni, como se verá, del mercado nacional.).

 

Este es el contexto en que, en la prueba de la inyección del ARNm, que wetwarifica a la población e inaugura el futuro gran mercado ciborg y transhumano, desde el mercado y la industria zoco del miedo-pánico covid-19, lo concreto es la búsqueda frenética de ganancias, lo estratégico la inauguración y posicionamiento ventajista de un nuevo capital fijo general, o aparato productivo, en la Capa Wetware superintensificada. Aquí la capa de abstracción busca vallar la ingeniería epigenética y generar mercados cautivos de la salud y la transformación corporal humanas de forma monopolista y, a su vez y nivel dialéctico, de forma globo-ooligopolista.

En esta prueba de inyecciones de wetwarización no somos meras cobayas, es posible que la inyección masiva, – que es cierto que está matando a muchas personas, sobre todo ancianos en medio de una escalofriante impunidad y ocultación socialdemócrata – no se desdoble en más muertes por efectos adversos de medio plazo en la siguiente estación fría, porque aunque cosifique y deshumanice a la población, no busca matarla ciegamente sino integrarla de forma rentable en un aparato productivo nuevo, supercosificador y superexplotador.

Esto no quiere decir que el conjunto de las agresiones de la Biología Política capitalista, – sobre todo de la rama nazifascista basada en el malthusianismo, la eugenesia, el conductismo y el darwinismo social -, actualmente aplicadas al proletariado y a los sectores no rentables no vaya a aumentar la tasa de mortalidad sino que la lógica fundamental de la actual Inyección Biotrónica masiva es la busca de la rentabilidad a largo plazo (patentes, capital cognitivo, despliegue de infraestructura y superestructura de legitimación) y abrir el despliegue de la nueva capa Biológica de la Wetwarización Humana y sus mercados tecnomalthusianos emergentes. O sea, la renovación a escala mundial el capital, incluido el capital humano.

 

 

Post Comment

*

code