QUOUSQUE TANDEM SOCIALDEMOCRACIA: Congreso internacional tecnomalthusiano en Bilbao para legalizar la esclavitud poshumanista de 668.000 humanos.

QUOUSQUE TANDEM SOCIALDEMOCRACIA: Congreso internacional tecnomalthusiano en Bilbao para legalizar la esclavitud poshumanista de 668.000 humanos.

El sitio web NiusDiario.es informa (1) de que los tecnomalthusianos se preguntan en un encuentro internacional en Bilbao (temáticamente decidido hacer en Cambridge, Paris, Frankfurt del Meno o Nueva York) sobre “qué hacer con los 668.000 embriones excedentes de las clínicas de reproducción”, porque “más de la mitad no tiene un destino claro”.

Ocurre así que el número de embriones humanos residuos bioindustriales en el mercado de la procreación artificial y venta de niños en el estado español por fin se ha hecho público. Por supuesto, no inocentemente, lo hacen público precisamente para involucrar a toda la sociedad en su intento de legitimación de las decisiones que los tecnomalthusianos se aprestan a tomar – o han tomado ya – respecto a los 668.000 seres humanos en estado de desarrollo vital suspendido cuya gestión como residuo bioindustrial y comercial ostentan.

Normalmente los técnicos capitalistas, sean públicos, privados o publiprivados, ocultan muchos datos estadísticos sobre la realidad social. Esto lo hemos visto en la situación de la devastada sexualización social, – o des-sexualización antisocial (2 A) -, ya desde finales de los años 1970s no es que la natalidad disminuyera, es que cayeron los matrimonios, los emparejamientos y las relaciones sexuales que cuando son transformados en carnalidad esterilizada, – y hoy ya ni eso -, no son relaciones sexuales sino otra cosa. Lo vimos en el paro obrero, cuando, con más de la mitad de población activa sin trabajo, lograban flamantes estadísticas de un 8 por ciento, o un 7.,9% al mes siguiente, y sube y baja (3) hasta que, aburriendo al universo con estas oscilaciones falsarias, finalmente la izquierda política lideró la renuncia radical a la lucha de la clase obrera por el pleno empleo. Y lo hemos visto con el abortismo en cualquiera de sus formas, con seudo-datos falsarios donde los haya (2 B), abstraidos de las condiciones reales de desarrollo y masificación del aborto, por eso es importante que en el campo de los humanos residuos bioindustriales finalmente estas cifras se hayan tenido que hacer públicas.

 


UNA CURIOSA INDUSTRIA CUYO RESIDUO SON VIDAS HUMANAS

 

Nos enteramos ahora de que en torno a 110.000 personas embrionarias ya han sido seleccionadas para “ser destinadas” a “la investigación”. Vuelvo a repetir, curiosa industria cuyo residuo industrial son vidas humanas. Pero quedan muchas más en stock… solo ocurre que el stock es caro de mantener en términos de gastos de  almacén. Y, así, resulta que “la gran mayoría” no tienen un proyecto asignado. Agárrate; ¿son procreados artificiales no deseados? SI. O sea, humanos primarizables abortables, y, encima, sus propietarios – y abróchate el cinturón de seguridad – sus “propietarios ni los dan en adopción ni los adoptan“, lo que significa que solo en el estado español 668.000 vidas congeladas están a la espera de lo que decida sobre su futuro la burocracia capitalista apurada por las leyes de la maximización de la ganancia.

La procreación artificial es un método técnico irresponsable que los tecnomalthusianos, que siguen la doctrina eugenésica, impusieron no como nos han contado para ayudar a parejas estériles a tener hijos, forzando cuanta costura lógica, de prudencia y de justicia hiciera falta forzar, sino a la busca biológico política de dar ventajas reproductivas a los pocos sobre los muchos en lo que es el discurso y objetivo eugenésico, abriendo de par en par una verdadera Caja de Pandora que ya empieza a producir problemas de la envergadura biológico-histórica que ahora estamos viendo aquí…

¿Cómo puede decirse que matar a 668.000 personas procreadas artificialmente es algo positivo? ¿No era que se procrearon artificialmente para ayudar a la vida humana? ¿Es que no estaba inscrito el procedimiento en la ética progresista del crecimiento de la vida humana? ¿Cómo puede plantearse que un humano tiene propietarios soberanos que le pueden matar? ¿De dónde sale o dónde ha estado oculta esta mentalidad utilitarista rabiosamente cosificadora de humanos? ¿Desde cuándo los padres artificiales o naturales son propietarios de sus hijos pero no los responsables de ayudarles a sacar adelante sus vidas? ¿Quién ha decidido no considerar hijos y padres a los hijos y padres naturales y artificiales, y excluir la relación de filiación precisamente en esta industria engalanada hasta ahora tan de científico-rosa como lo es la industria de la procreación artificial?

Un inciso;  padre artificial es quien aunó in vitro el óvulo y el espermatozoide (4), y debe ser también responsable legal de las vidas de los seres humanos surgidos de su acto de procreación artificial; padre  biológico, o madre, es el o la irresponsable que puso el espermatozoide o el óvulo; y padre o madre legal el que lo compró, y este conjunto de figuras neoparentales de la procreación artificial resulta que ahora se arroga y le arrogan el poder de matar al ser humano que han procreado artificialmente a partir del nuevo estatus patriarcal negativo emergente de Padres Saturnalistas.

 


PROPIETARIOS SOBERANOS DE CUERPOS HUMANOS QUE NO SON LOS SUYOS

 

Si me donan a “la ciencia”, ¿qué decidirá esta señora o este señor padre saturnalista tan poshumanista hacer conmigo? Lo que le dé la gana y más ahora que cualquier persona que se oponga al asesinato en experimentos de estos bebes embrionarios podría ir a la cárcel porque la socialdemocracia, que domina los colegios médicos y profesionales y fue la responsable de masificar el aborto azul eugenésico envuelto en lazitos de colores de aborto rojo “por la liberación de la mujer trabajadora”, “sobre mi cuerpo decido yo”, ha pactado penalizar incluso con cárcel la defensa del derecho a la vida de los bebés embrionarios de las personas pro vida o antiabortistas ante los abortaderos empleando para ello la fuerza represiva del estado. En esta situación, los 668.000 humanos en estado de desarrollo vital suspendido a los que ahora se quiere matar acusan más que interrogan a toda esta sociedad.

La deshumanización de los hijos “no deseados” de los pobres, o de los pobres hijos de los ricos no deseantes de embarazos pero si practicantes de aquello que lleva a ellos, era una deshumanización universal. Había, como estamos comprobando, procreaciones artificiales no deseadas, y por tanto su resultado es propiedad privada de sus ¿propietarios? ¿y quien puede ser propietario de un cuerpo humano distinto del habitante, ser, alma o espirítu, de ese mismo cuerpo humano? ¿Cómo puede ser un ser humano propiedad soberana de otro ser humano sino es en una sociedad esclavista?

La ciencia en una sociedad esclavista es, por supuesto, una ciencia esclavista.

La lógica del capital, la maximización sistemática de la ganancia y la expansión de la producción de plusvalía, resulta que a medida que avanza la destrucción del cristianismo y del humanismo en su conjunto, incluyendo el ateismo humanista marxista que resultó transformado con la caída del sujeto revolucionario en 1968 en ateismo posthumanista, determina que la legitimación de la primarización y cosificación de humanos se incremente, incluyendo sin sorpresa entre las corrientes legitimantes del uso humano primarizador y cosificador de humanos al feminismo, que tampoco cabe ya en una descripción de humanista.

Y así vemos que las mujeres feministas que están dispuestas a defender las prerrogativas humanas de las mujeres biológicas ante el ataque disolvente y corrosivo del ala generista de los tecnomalthusianos, ahora que ya están afirmando la realidad de que existen las mujeres porque tienen una base biológica, una realidad biohistórica y una corporalidad diferencial, resulta que lo hacen de forma edadista, afirmando políticamente que en la cuestión del aborto esa corporalidad humana en este caso femenina es impugnable, lo que legitima la consideración nazi de que dependiendo de la edad de la persona humana la corporalidad femenina es  socialmente destruible “por los derechos de la mujer”… por este camino las feministas neomalthusianas, o socialdemócratas, lograron hacerse de la vista gorda ante la muerte de un millón de mujeres biológicas en el aborto quirúrgico y quien sabe si otros dos millones en el aborto químico, solo en el estado español en el medio siglo anterior.

Esto era explicado primero, como hemos visto, envuelto en los lazos del aborto rojo “por los derechos de la mujer trabajadora“, pero la furia eugenésica esencial del proceso de masificación del abortismo es flagrante e inocultable. La historia nos juzgara a todos en relación con nuestras posiciones en este particular de los crímenes del abortismo azul eugenesia envuelto en lazos rojos “de izquierdas”, pero también en relación con los de la fertilidad rosa. Pero ahora, las 328.000 mujeres en edad embrionaria propiedad de otros tampoco tendrán defensa alguna en las feministas posthumanistas a quienes la socialdemocracia desmoralizó, aunque sí en las mujeres verdaderamente humanistas, en su mayoría cristianas pues las marxistas, salvo honrosas excepciones, no se autoconvocan en la causa de la defensa de los débiles y de su prerrogativa de igualdad pues se transformaron en poshumanistas burguesas tras tomar la vía cínica de la defensa del indefendible abortismo, también del que es resultado de la procreación artificial de “no deseados”.

¿Tendrá defensa este colectivo humano en el Grupo de Ética y Buena Práctica Clínica de la Sociedad Española de Fertilidad (SEF)? ¡Acabóse! ¡Pero es que hay sociedad española de fertilidad? Es increíble. Será del negocio de la explotación de la fertilidad, y la anti fertilidad. Una ruina en una población que ya ha perdido el principio vital de la reproducción y la procreación, y depende de las poblaciones africanas para poder no extinguirse porque, como vemos, la procreación artificial no podía cubrir las bajas causadas por el abortismo y la reducción de la fertilidad social producto de la dinámica estructural del salario (5). Y, aunque si bien tampoco el objetivo de la procreación artificial en la fase toyotista de la acumulación de capital de 1968 hasta ahora fue garantizar la reproducción de la población, en realidad ese método no sirve para garantizar la reproducción de la población no únicamente porque las condiciones de las relaciones sociales de producción en el centro capitalista o a determinado concentración de capital lo impiden, sino también porque no ha demostrado servir en términos biohistóricos para sustituir con el mismo grado de éxito, bioeconomía y seguridad al negado método sexual natural que sí funciona desde hace cientos de millones de años.

Los propagandistas tecnomalthusianos partidarios de sustituir el método natural por el artificial deberían demostrar primero que varias poblaciones en distintos ecosistemas y grados de desarrollo pueden reproducirse y no extinguirse en un periodo de tiempo suficiente como para poder comparar sus resultados con el método natural, lo que permitiría saber si es un método que pueda competir con el método natural que, este sí, funciona. ¿La pomposa sociedad española de fertilidad no debería estar cuidando la fertilidad natural en lugar de alentar técnicas que conducen a su destrucción?

 


O CIENCIA REVOLUCIONARIA O CIENCIA NAZI

 

En el texto de la periodista Elisa Albacete de NiusDiario.es se nos explica que:

“En España, la Ley de Reproducción Asistida describe cuáles son los cuatro posibles destinos de los embriones congelados excedentes de un tratamiento de reproducción asistida:

  • Para uso de los propietarios del embrión.
  • Para donación a otras parejas.
  • Para investigación.
  • Para su destrucción

 

La procreación artificial asistida contrasta con la procreación natural reprimida, pero además genera el concepto de propietario de un embrión humano, que es un concepto nazi, claramente tecnomalthusiano. Y resulta que hace ley: a) Donar embriones vivos es una sinvergonzada, y permitir esta practica es fascista, porque en último término la promociona cuando promovía el desamparo de los miles de niños huérfanos que había y hay, y, de pronto, ha terminado por procrear más de medio millón de humanos embrionarios huérfanos adicionales. Sin solucionar un problema creaba otro aún mayor ¿es esto progresista? NO. b) Investigar con bebés embrionarios al precio de su corporalidad y su vida es un crimen, y c) destruirlos porque supuestamente no son viables es altamente problemático para la ciencia progresista, aunque no para la ciencia nazi, pues la ciencia progresista se rige en el campo de la salud humana por el principio hipocrático de no hacer daño e intentar ayudar al enfermo o incapacitado, pero en la ciencia nazi se renuncia a curar y habilitar, y encima, además, se hace daño mortal.

Los padres a quienes se pretendía ayudar en color de rosa para que tuvieran hijos biológicos propios gracias a la ciencia, resulta que ordenan matar a esos hijos, (unos 120.240 hasta ahora en el estado español) en su ilegitima e impostora calidad de propietarios de sus seres. Pero, vamos a ver, ¿no se hizo el “procedimiento” para procrear, artificialmente, es cierto, pero para procrear vidas humanas? No. Los nazis son así, pero ya no hay espacio ideológico coherente para emplear la verborrea exculpatoria del aborto por embarazo no deseado, ahora es ser humano embrionario no deseado, es aborto público sin mediar un embarazo, y su concepción fue flagrantemente deseada. Es tecnomalthusianismo y eugenesia pura y dura. Un muy peligroso camino. Y en este contexto aparece al desnudo el derecho intergeneracional edadista infanticida a matar a los hijos, lo que nos retrograda hacia dos mil años atrás, restaurando el infanticidio con nuevas formas (6) por muchos conceptos melifluos y palabrería técnica con que se lo envuelva.

Este es el residuo bioindustrial masivo, vidas humanas, y por decenas de millones en todo el mundo. Y esta es la formación social en que vivimos, que para nuestra desgracia aún mayor además ha encontrado caminos todavía peores a partir de estos caminos erráticos y horribles eugenésicos tecnomalthusianos algo más que inmorales: Criminales.

 


LA CIENCIA NAZI EUGENÉSICA EXIGE COBERTURA POLÍTICA A LA SOCIALDEMOCRACIA

 

Pero el crimen tiene que ser políticamente respaldado, resguardado, acompañado y amparado porque los verdugos que tienen que cometerlo, algunos de los cuales, por cierto, arden en deseos de hacerlo para poder cometer más experimentos técnicos todavía con cuerpos humanos sin el consentimiento de sus verdaderos propietarios, “no se sienten suficientemente respaldados con la actual legislación y no se atreven a destruirlos por temor a que sus propietarios los reclamen en algún momento”. O sea, matan al propietario verdadero y quieren legislación liberal y socialdemócrata que se invente propietarios soberanos esclavistas, eliminando la relación filial en la procreación artificial, para que esos propietarios esclavistas permitan matarlo sin que esta industria tecnomalthusiana asuma la responsabilidad de dar salida vital y no mortal a las vidas humanas que ha procreado. ¿Qué hará la socialdemocracia?

La socialdemocracia y los liberales confeccionarán una neolengua que permita ocultar el crimen a los idiotizados y desinformar a la mayoría social que, sin embargo, no aprueba el nazismo tecnomalthusiano.
Vale la imprecación y queda corta: A ver qué coño no habéis entendido de esto; el debate científico terminó, se sabe ya con la mayor evidencia posible que los embriones de humanos procreados de forma natural o artificial son seres humanos completos. A partir de aquí las decisiones que se toman en seguir deshumanizándolos caracterizan el futuro antisocial, nazi y tecnomalthusiano contra toda la sociedad; caracterizan en este caso al estado español como una entidad eugenésica y tecnomalthusiana de tipo genocida si ampara estos crímenes; condicionan y abocan socialmente a la masificación gradual de la primarización de humanos; y legalizan el asesinato de personas que son legalmente declaradas de forma retorcida propiedad soberana de otras personas. Esto no puede acabar sino mal.

Para que unas parejas no adopten a niños huérfanos y unos técnicos obtengan salida profesional en provecho cognitivo de la corriente eugenésica, conductista y darwinista social tecnomalthusiana, hay que matar a 668.000 personas, no sin intentar sacarles más explotación cosificadora y primarizadora de sus cuerpos para maximizar la ganancia en nuevas patentes y productos. Sin embargo, estos cuerpos humanos de humanos vivos son personas humanas que moralmente no pueden ser entendidos más que como propietarios inalienables de sus propias vidas y cuerpos, finalmente casi 800.000 personas solo en el estado español. Instaurar lo contrario reuciéndolas a esas personas a ser meras cosas es retornar a la barbarie más oscurantista, y abrir la Caja de Pandora del capitalismo más brutal conocido hasta la fecha.

Esto es una calamidad social, una catástrofe histórica y una ruina moral, inmaquillable, comenzó con la normalización del aborto supuestamente rojo o violeta, y no terminará sin una revolución social espartaquista que incluya la defensa de los nuevos esclavos en la nueva sociedad esclavista formada en estos dos siglos de contrarrevolución capitalista, y digo contrarrevolución porque en realidad ha sido, como se está demostrando cada vez más, el intento de derribar los límites a la cosificación del Otro que impuso la revolución cristiana hace dos milenios y que hubiera de haber defendido y acrecentado el socialismo en cualquiera de sus formas.

 


¡QUOSQUE TANDEM SOCIALDEMOCRACIA !

 

A los obreros, al proletariado en su conjunto, y, en general, a la población no embrutecida, y a la intelectualidad contraria a no hacer obligación de todos (comunismo) el respeto a las vidas humanas de todos por igual, y que persiste en ser favorable al crecimiento de la vida humana y no a su descrecimiento y disminución, hay que aclararles que la socialdemocracia durante este medio siglo anterior ha ocultado a todos los que ha podido que en la fase revolucionaria antifascista el partido comunista de la Unión Soviética prohibió el aborto neomalthusiano, por medio de la ley más revolucionaria de la historia, la ley soviética contra el abortismo de 1936.

Ahora, los tecnomalthusianos, que constituyen el nazifascismo contemporáneo, dicen creer que toda vida humana no es un proyecto en sí mismo, y pretenden, a partir de esta consideración relativista de carácter nazifascista sobre el ser de los Otros, que si regulan al Estado pueden determinar dónde y cuándo les convenga a quién o a quiénes reducir a cosa e instrumentum mediante este estatismo absolutista y posthumanista. El aborto y el saqueo, convergen. ¡QUOSQUE TANDEM SOCIALDEMOCRACIA ! ¿Cuándo los socialdemócratas no totalmente embrutecidos dejaran de impulsar estas masacres?

 

En Bilbao, a 5 de mayo de 2022

K.A.García-Salmones


INFO +

logo del canal del centro de bioética y cultura

The Center for Bioethics and Culture Network

Abordamos cuestiones bioéticas que afectan más profundamente a nuestra humanidad. Existimos para educar al público sobre estos temas para proteger nuestro futuro humano.

La camapaña pro abortismo perjudica no solo a los hijos naturales, también a los hijos artificiales, finalmente los más débiles

La tragedia de los embriones congelados condenados a muerte

Un artículo de prensa recientemente publicado en un conocido medio comunicación español, habla de los más de 60.000 embriones congelados que están abandonados actualmente en nuestro país y los define como “agrupaciones de células que legalmente merecen respeto, pero no son consideradas vida”. Esta afirmación, no justificada, contradice las evidencias científicas disponibles actualmente acerca del estatuto biológico del embrión humano.

 

La industria saturnalista de la procreación artificizal busca cobertura política de la socialdemocracia para desentenderse de sus hijos artificiales

Qué hacer con los 668.000 embriones excedentes de las clínicas de reproducción, más de la mitad no tiene un destino claro

Las técnicas de reproducción asistida han permitido a miles de personas cumplir su sueño de tener un hijo pero también están generando un problema, una vez conseguido, ¿qué se puede hacer con los embriones sobrantes?

Uno, mil, decenas de miles de Doctores Moreau destruyendo a las nuevas generaciones

[Neoeugenesia y Concepción Artificial] Tocante a los crímenes tecnomalthusianos de los Padres Tecnológicos saturnalistas: Izpisua tenía el deber de cuidar a sus (132) hijos humanoides concebidos artificialmente

Los intereses estratégicos de la Industria de la Concepción Artificial en degradar categorialmente a los humanos embrionarios y el impulso a esa degradación durante la eclosión del abortismo.


_Referencias

(1) Qué hacer con los 668.000 embriones excedentes de las clínicas de reproducción, más de la mitad no tiene un destino claro
https://www.niusdiario.es/sociedad/sanidad/que-hacer-embriones-excedentes-clinicas-reproduccion_18_3324571297.html

(2 A) Hikiko Moris, Incels, Soshoku Danshes y Mujeres Carnívoras. La tasa de ganancia y la sexualidad proletaria

Hikiko Moris, Incels, Soshoku Danshes y Mujeres Carnívoras. La tasa de ganancia y la sexualidad proletaria

(2 B) Hikiko Moris, Incels, Soshoku Danshes y Mujeres Carnívoras. La tasa de ganancia y la sexualidad proletaria (Neomalthusianismo y Política Anti Sexual)

Hikiko Moris, Incels, Soshoku Danshes y Mujeres Carnívoras. La tasa de ganancia y la sexualidad proletaria

(3) Flexiparo y farsa de la tasa de paro (mayor en Gipuzkoa)

Flexiparo y farsa de la tasa de paro (mayor en Gipuzkoa)

(4) [Neoeugenesia y Concepción Artificial] Tocante a los crímenes tecnomalthusianos de los Padres Tecnológicos saturnalistas: Izpisua tenía el deber de cuidar a sus (132) hijos humanoides concebidos artificialmente

[Neoeugenesia y Concepción Artificial] Tocante a los crímenes tecnomalthusianos de los Padres Tecnológicos saturnalistas: Izpisua tenía el deber de cuidar a sus (132) hijos humanoides concebidos artificialmente

(5) “El proceso de disminución del salario mínimo proletario y la masificación del abortismo. Génesis, historia y perspectivas.” Por Karlos García-Salmones

[ ACTUALIZADO ] “El proceso de disminución del salario mínimo proletario y la masificación del abortismo. Génesis, historia y perspectivas.” Por Karlos García-Salmones

(6) Manifestantes californianos protestan contra el proyecto de ley sobre infanticidio

Manifestantes californianos protestan contra el proyecto de ley sobre infanticidio

Post Comment